Datos personales

Mi foto
Arroba de los Montes, Ciudad Real, Spain
PLATAFORMA CARPETANIA,

viernes, 1 de junio de 2018

EL ARBUSTO PHILLYREA LATIFOLIA EN ARROBA DE LOS MONTES

JESÚS VÍCTOR GARCÍA

La Phillyrea Latifolia o labiérnago prieto llamado en el pueblo algaracejo es arbusto que algunas veces alcanza el tamaño de un árbol. Según Dioscórides es un árbol que habita en lugares escabrosos, esta curiosa cita es verdadera porque en el pueblo esta en los lugares mas recónditos e inaccesibles.

de Phillyrea latifolia en Arroba de los Montes (foto del autor)

Esta planta se cultiva en los jardines del Real Palacio del Buen Retiro, siendo común en muchas partes de Extremadura, Andalucía y Galicia. Según el libro Historia de las Plantas que se crían en España " crecen a la altura de un árbol en los montes que median entre el Campo de Calatrava y Sierra Morena, junto a las Huertas del Roble, del Escudero, la Alberquilla y la Gallega; y entre estos arboles se crían todas las variedades que apunta Clusio...y también se hallan en los montes de Salvatierra, cerca de Vitoria en Álava, y en la Liébana. Se pueden hacer de ellas bolas, paredes, cercas y otras figuras de adorno".
Las ramas son lisas de un color blanco, tiene un color verde mas intenso que el labiérnago, las hojas son ligeramente serradas

Ramitas comparativas de phillyrea angustifolia y phillyrea latifolia a la izquierda en Arroba de los Montes (foto del autor)
Las flores salen en primavera siendo pequeñas semejantes a los olivos y su fruto son parecido a los olivos madurando a finales del otoño. Su madera es dura y pesada muy buena para la alfarería y también produce un carbón excelente. Su madera no es buena para la carpintería pero sus hojas y frutos son utilizado por la medicina popular como astringente y refrigerantes y también para curar las ulceras e inflamaciones de la boca.
Gaetano Grigolato cita que en el Polesine que la Phillyrea Latifolia era usada como anti periódica para evitar los sofocos y molestias de la mujeres.

Árbol de phillyrea latifolia en Arroba de los Montes (foto del autor).


En Arroba de los Montes vive en el estrecho de las Hoces ( Tabla de la Murciana) en los callejones cuarciticos orientados de este a oeste típico de los relieves apalechense. Esta planta se orientan hacia el oeste donde están expuestas a la humedad del rio Guadiana creándose un microclima con un invierno mas suave y una humedad mas alta.  
Localización de la Phillyrea Latifolia en Arroba de los Montes (según Jesús Víctor García)

También hay una población con una orientación este-oeste en la parte media del arroyo de Valdecristo en la finca publica de Riofrio de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha.

Hoja de phillyrea angustifolia y hoja de phillyrea latifolia a la izquierda en Arroba de los Montes (foto del autor).

Las hojas de la Phillyrea latifolia son mas gruesas y con un color mas verde que la  Phillyrea angustifolia. Las hojas son simples, opuestas lanceoladas y con el borde levemente aserrado.

BIBLIOGRAFIA

-Flora Española o Historia de las plantas que se crían en España, Volumen 6, escrito por José Quer y Martínez
-Flora Ibérica, Plantas vasculares de la Península Ibérica e Isla Baleares. Real Jardín Botánico
-Guía de los Arboles y Arbustos de la Península Ibérica y Baleares. Ginés A. López González.


COHECHO O MAL USO DE OFICIO PUBLICO EN ARROBA DE LOS MONTES 1559-1774


JESÚS VÍCTOR GARCÍA

El incumplimiento de los deberes de servidor publico es comparable a la prevaricación en que por acción u omisión se dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que es injusta y contraria a la ley. 
La omisión de los deberes por parte de la autoridad eran por intereses económicos o familiares, por dejadez, por ignorancia o por intereses políticos.

El ayuntamiento de Toledo se lucraba de los beneficios de las explotación de los recursos de los pueblos de los Montes de Toledo, al tener su jurisdicción sobre los pueblos nombraba al fiel del juzgado de montes, cuyo cometido era vigilar la conducta de los alcaldes y regidores de los montes.
Los cargos municipales aportaba prestigio a los vecinos que ejercían pero en la realidad nadie quería "cargos sin dinero" ya que solo servía para enemistarse con sus vecinos o conocidos.
Ayuntamiento de Arroba de los Montes construido sobre las ruinas del anterior (foto del autor)

El ayuntamiento incentivaba que los vecinos de los pueblos de los Montes de Toledo denunciasen las actuaciones ilegales de los poderes concejiles ya que los medios humanos y materiales eran escasos para resolver las investigaciones de los delitos.  Por ello, la ciudad de Toledo, incentivaban los chivatazos y soplo por parte de los vecinos de algunos delitos con recompensas para el delatador.

Los delitos era denunciado por la victima, por una persona afectada o por cualquier persona que fuera testigo de los hechos 

El archivo municipal del ayuntamiento de Toledo tiene 31 causas por mal uso de oficio publico ocurrido en Arroba de los Montes.

 LOS ALCALDES

La jurisdicción del alcalde era limitada donde podían resolver conflictos civiles de poca cuantía entre sus vecinos. Se ocupa de las diligencias preliminares  y cuando no podían eran los escribanos quien  continuaba con las actuaciones.
En ocasiones los alcaldes eran obligados a aceptar el cargo sin una mínima formación, sin saber leer y escribir, por lo que en realidad los que mandaban eran los escribanos. Por eso muchos de estos alcaldes son meros siervos de las autoridades de Toledo, siendo por ello, despreciados y vilipendiados.

Muchas veces los alcaldes busca su propio beneficio económico, ejerciendo su cargo con este fin siendo denunciados por "mal uso de oficio publico". Por eso hay un numero elevado de denuncias por cohecho a alcaldes, guardas de montes, aguaciles o escribano. En las relaciones de Felipe II de 1576 de Arroba de los Montes se afirma que "la ciudad de Toledo la viene a visitar de año en año y toma cuenta de los alcaldes y regidores" teniendo mayor control sobre los pueblos de sus propios que los pueblos de su jurisdicción.


Existen denuncias por mal uso de oficio publico por otro concejos por el pago de los impuestos., como ocurre en Enero de 1559 cuando el concejo de Fontanarejo denuncia a los alcaldes de Arroba de los Montes por el procedimiento habitual del  reparto de la alcabala que tenían que pagar a Toledo entre las localidades de la Comarca. La denuncia fue puesta por Pedro García de Miguel en nombre del concejo de Fontanarejo contra Miguel Hernández y Diego Muñoz, alcaldes de Arroba. "En el año 1559 están aquellos pleitos seguidos durante los años 1559, 1613, 1614 entre el concejo de Arroba, Fontanarejo, Navalpino y Alcoba sobre que sus justicias se junten en el lugar de Arroba con los del dicho lugar de Arroba para hacer los repartimientos de las tercias, y alcabalas y sobre la justicia y regimiento. Arroba haga las posturas y demás juntamientos en la ermita de San Marcos y tenga jurisdicción en la ermita. Sentencia a favor del dicho lugar de Arroba". CAUSAS CRIMINALES. Caja 471

La alcabala es un impuesto que en 1585 se definía como "es la propia paga del rey", según el diccionario de la Real Academia de Autoridades de 1726 dice "tributo o derecho real, que se cobra de todo de lo que se vende, pagando el vendedor pagando el vendedor un tanto por ciento de toda la cantidad que importo la cosa vendida. Voz árabe (según P.Alcala) de "Cabala o Cabale" que significa recibir, cobrar o entregar, añadido al articulo "Al". También puede venir (según Covarrubias) de "Gabal", que significa limitar, tasar, añadido al articulo "Al", con la corrupción de mudar la "g" en "c", añadida la "a" al final....".
Arroba como cabeza de la Cuadrilla de Arroba agrupaba a Arroba, Hontanarejo, Navalpino y Alcoba, y las alquerías de el Rostro, los Cadozos, Oregan, el Labradillo, Valdongomez, Sanguijuela, Navas de Aceite, Pavorosa, Valdehornos de Arriba, Valdehornos de Abajo, el Avellanarejo y Retamosa.

Los carniceros estaban controlados por el ayuntamiento ya que tienen la venta con carácter de monopolio y tienen ordenados todos sus movimientos en relación con la carne que venden. Los encargados de vigilar a los carniceros de vender a un precio fijo eran los alcaldes. Estos alcaldes en 1633 "cometen diversas irregularidades" en Arroba de los Montes con "el dinero de la obligación de la carnicería".

Los alcaldes, en ocasiones utilizan su cargo para abusar de su poder, como ocurre en el año de 1704 cuando el alcalde de Arroba llamado Juan Ruiz Espinusillo es procesado por "mal uso de oficio publico iniciado por la denuncia de Joaquin de Ayuso por encarcelarle injustamente por una deuda".
Cuando se denunciaba un delito se comunicaba a los regidores o alcaldes, en caso de no solucionarse se quejaba a los jurados y estos solicitaban la resolución del problema a los regidores o alcaldes.

Los alcaldes intentan aprovecharse de su cargo para no pagar impuestos, como ocurre en 1739 cuando se inicia una "causa de oficio por mal uso de oficio publico en Toledo" contra los alcaldes de Arroba de los Montes, Juan Domínguez, Francisco Fernández Ramírez y Juan de Ortega "que se valieron  de sus cargos de alcaldes para evadir el pago del dozavo".

Algunos alcaldes utilizaban su puesto para emplearlo sin escrúpulo, como ocurre en 1742 en Arroba de los Montes cuando su alcalde, abusa de su autoridad sin motivo aparente. En el documento describe que después de una corrida de toro en la plaza de Arroba en la víspera de la Virgen de la Asunción uno de los regidores, Juan de Ayuso Ledesma, entró en la casa de un vecino del pueblo y "asiendo a la mujer de este de la tirilla de la camisa, sacándola de ella hasta las puertas de la dicha casa, diciéndola con voces muy descompuestas que también había para ella cárcel y un cepo, sin que para ello le hubiese dado dicha mujer motivo alguno".
El alcalde de Arroba y de Fontanarejo reunido con el diputado de distrito Sr. Balcázar en un concierto de la banda municipal en Piedrabuena  en 1912. (VIDA MANCHEGA)
Arroba cuando inician un sumario contra una mujer casada con marido ausente desde hace dos años había parido un niño. Cuando los alcaldes conocían un embarazo ilegitimo, muchas veces ayudado por el sacerdote del pueblo, encerraban a la mujer en una casa para evitar el aborto e intentaban conocer el autor.
En 1747 ocurre otro caso similar en Arroba de los Montes cuando una mujer tuvo una criatura y dijo no saber nada de su esposo desde hace 11 años. El autor de su embarazo fue un sastre de Piedrabuena que asistía a las fiestas del pueblo y no siendo la primera vez que estaba embarazada fuera del matrimonio con el que "ha reincidido en este delito vencida de humana flaqueza".

Hay alcaldes imponían trabajos comunitarios para que sirviese como escarmiento en casos leves pero no lo ponían en conocimiento del Juzgado de Montes  como ocurre en 1758 en cuando el alcalde de Arroba, Juan Manuel Torres, es denunciado por el vecino Jacinto Pérez de Ayuso por "ordenarle indebidamente que repare y limpie una zanja".

Los alcaldes condenados por el mal uso de oficio publico solicitaban a la ciudad de Toledo el indulto como ocurre en 1774 cuando el alcalde de Arroba, condenado, "se dirige a Toledo y solicita la remisión de unos autos".
GUARDAS DE MONTES

En 1575 en las "Instrucciones para los guardas de los Montes" se ordenan a estos vigilar para que no se hagan quemas, ni roturaciones, ni talas en los montes. También que tengan licencia los que se aprovechan de la madera, carbón y la entrada de ganado en el montes.

La gran extensión de la comarca de los Montes de Toledo dificultaba el control por parte de las autoridades ya que unos cuantos guardas de montes no podría controlar este territorio. El extenso despoblado era lugar de refugio de huidos y fugados de la justicia. Los vecinos ante la falta de autoridad intentaban explotar los recursos de los montes " los cuales tratan y granjean matando caza y vendiendo corteza, corchos y leña y otras como si fueran propios suyos heredados de sus padres".

Esta labor de vigilancia por parte de los guardas de montes en la cuadrilla de Arroba es puesta en duda cuando Toledo procesa en 1565 a los guardas Pedro de Mendoza y Francisco Nieto por no cumplir con su oficio. Por esto el regidor Juan Ramírez de Arellano (regidor de Toledo desde 1548-1575)  investiga en los pueblos donde tenia su labor de vigilancia los reos.
Según la denuncia "ni salen de los lugares de los dichos propios y montes, ni saben los lugares y mojoneras de los términos de los dichos montes, y no salen a prendar sino a los caminos, y no donde hacen daño y han consumido y consumen mucho daños que se han hecho en los dichos montes, llevando muchos dineros y otras cosas de cohechos y no manifestándolas ante el fiel del juzgado ni ante los jueces nombrados por Toledo, y estándose los dichos guardas con los pastores y carbonero y cazadores comiendo y bebiendo y emborrachándose, por donde los dichos montes se destruyen".

En este proceso se condenó a los guardas de montes, estos recurrieron y la pena fue moderadas en segunda instancia.


JUSTICIAS DEL PUEBLO

Las Ordenanzas de 1574 aprueba y manda "que todos lugares de los montes hay justicia de alcaldes y regidores e alguaciles que en los delitos que sucedieren tenga cargo de hacer información y prender los culpados y que lo que toca a las denunciaciones de las cortas, talas y quemados que denunciaren los arrendadores y guardas..."

Unos de los pilares de la administración de la Justicia de los Montes de Toledo recaída en los alcaldes, regidores y sus oficiales, siendo llamado justicia. Estos cargos eran elegidos por los vecinos del pueblo, generalmente padres de cabeza de familias. El procedimientos se realizaba por sorteo habiendo pueblo donde el mismo individuo era alcalde o regidor en varias ocasiones en su vida.
Cuadrilleros de los Montes de Toledo en la LLega por la Asociación Cultural Montes de Toledo (foto del autor)

Los alcaldes, regidores y aguaciles anualmente ejercía la justicia en los propios y montes de Toledo fueron nombrados por la ciudad por ser "sus vasallos", la ciudad de Toledo pone la justicia seglar. Dichos concejos rurales abiertos y públicos "se reunían a campaña tañida con la han de uso y costumbre", elevaban todos los años las propuesta de Toledo para que elijan los que fuese servido:

Algunas veces se extralimitaban y abusaban de la autoridad como en 1574 los justicias de Arroba de los Montes, Luis de Morales y Juan Triguero, son denunciados por extralimitarse en sus funciones y de "conocer causas en las que no puede entrar".

En 1591, las anormalidades del arrendamiento de la dehesa boyal del pueblo inicia de oficio en Toledo un proceso contra el alcalde y regidores porque han "cometido diversas irregularidades en el arriendo de la dehesa boyal".
Los justicias vigilaban las medidas y pesos del concejo, por dejadez o por interés, permitían el uso de pesos, balanzas o romanas que pesaban bien.
En 1608 en una visita de Toledo se inicia una "causa abierta contra el alcalde y regidores por permitir el uso de una romana que no se ajusta a la ley".

Con intención o sin ella, la justicia de Arroba hacen los repartimientos mal, como ocurre en 1611 cuando se "inicia un proceso por mal uso de oficio publico iniciado en Toledo por denuncia de Pedro de Soria contra el alcalde y los regidores porque reparten un padrón de 24-25.000 maravedíes sin tener licencia para ello". 
El tal Pedro de Soria parece ser el mismo que  había torturado a Pedro, Duque de Estrada y a Alonso López, siendo un ejecutor cuya fama era de muy duro y es la primera referencia de un ejecutor en Toledo. Este personaje al parecer murió ahorcado ya que  Francisco de Quevedo le dedicó unos versos:

"!Quien vio a Perico de Soria, 
sastre de vidas humanas,
matar con un agujón
mas hombres que el beber agua.
Después, en Cabo de Palos,
dio el pobrete con su barca,
y hecho racimo con pies,
se meció de mala gana

Otro caso similar ocurre en 1614 ocurre "contra el alcalde y regidores porque hacen un repartimiento ilegal entre los vecinos" o en Abril de 1615 en la romería de San Marcos, cuando "el alcalde y regidores hacen repartimientos abusivos en la ermita de San Marcos".
Las autoridades de Arroba en 1615 no remiten a Toledo las cuentas del cobro del diezmo ante esta circunstancia se inicia "un proceso de oficio por Toledo contra el alcalde y regidores porque no han remitido a la ciudad de Toledo varias actuaciones en el cobro del diezmo en Arroba".

En ocasiones los alcaldes y regidores toman atribuciones que no les corresponde sino a la ciudad de Toledo como en 1617 se inicia una causa la ciudad de Toledo contra el "alcalde y regidores de Arroba porque no hacen autos y aceptan requisitorias defraudando la jurisdicción a Toledo".

Los justicias del pueblos no ponen muchas veces interés en aplicar las leyes a sus propios vecinos, muchas veces conocidos y familiares. En 1635 se inicia un proceso de oficio "contra el alcalde y regidores que permiten la entrada de reses a dehesas, la tala de arboles sin licencia y otras irregularidades".

En 1684 el alcalde y regidores de Arroba, "durante diferentes años" son acusados de "haber vendido zonas de montes públicos o permitir cercas ilegales".

Los pastos para el ganado que hay en la dehesa para el ganado son vendidos arbitrariamente por las autoridades locales, como ocurre en 1698 cuando se inicia en Arroba de los Montes un proceso "por mal uso de oficio contra el alcalde y regidores " por vender "el derecho de hierba sin licencia".

En ocasiones, los concejos impiden o ralentiza la actividad administrativa a los vecinos, por eso en 1740 el vecino de Arroba de los Montes, Juan Ruiz Oliver, abre "diligencias para que se le dé judicialmente la posesión de una casa que ha comprado a su padre".

La elección de oficios públicos por parte de las autoridades de Arroba eran supuestamente manipuladas como ocurre en 1746 cuando el administrador de varias cofradías del pueblo llamado Pedro Martin Calderón denuncia a "los hermanos Juan y Marcos de Ayuso, regidores, han manipulado la elección del herrero y cirujano del pueblo".
El mismo Pedro Martin Calderón vuelve denunciar al año siguiente en 1747 a las mismas autoridades, a los hermanos Juan y Marcos de Ayuso "por que un vecino acusa de excesos".

El 1 de Agosto de 1787 el alcalde de Arroba de los Montes  denuncia el mal estado y abandono de las causas judiciales en el pueblo, exonerando al fiel del juzgado por lo lejano de la ciudad de Toledo.
En el escrito enviado a Toledo comunica la dejadez de la ciudad de la justicia en los pueblos mas lejanos "resulta frecuentemente las injurias graves contra la Real Jurisdicción, negada la obediencia que se le debe, abolido su respeto, quebrantadas sus providencias, con resistencia formales, improperios y escandalosos, continuación de insultos, desazones civiles, injuriosas y ofensivas entre sus vecinos, en las que concurren otros crímenes como son de venirse a las manos y herirse, y finalmente sin dueño propio las heredades, frutos, esquilimos e industrias con que se vive a causa del libertinaje con que en este asunto proceden".
Es tal la situación que solicita a Toledo que haga las gestiones pertinentes para restablecer la justicia en la comarca, contestando la ciudad que especificara el autor de la denuncia "que especificara los delitos concretos para que iniciase el examen del asunto".



Romana del siglo XIX de Miguel Rojas en Arroba de los Montes

ESCRIBANOS

El escribano se ocupa de poner por escrito las diligencias administrativa y judicial de los alcaldes, siendo muchas veces denunciados por irregularidades siendo junto con los aguaciles los mas corruptos.

La escribanía de Arroba, en un principio escribanía de cuadrilla, son propiedad del Ayuntamiento de Toledo, el cual las arrienda por un año. Los escribanos a través de las denuncias y penas impuestas por las justicias de Arroba son los que controlan los registro del ganado y transacciones para Toledo. Con el fin de controlar a los pueblos de los Montes, Toledo aumenta progresivamente las escribanías de 11 en 1557  a 18 escribanías en 1597 ,eliminando las escribanía de cuadrillas para un mayor control y mas renta para Toledo.

El escribano en ocasiones era sobornado como ocurre en 1610 en Arroba cuando se abre "diligencias parciales por mal uso de oficio contra Benito López, escribano que acepta un soborno".

En 1633, un vecino de Arroba llamado Sebastián Díaz sospecha del uso de las funciones que hace el escribano Manuel López, ante este hecho lo pone en conocimiento de las autoridades "por irregularidades en su oficio".

La ciudad de Toledo ante la denuncia de un vecino de Arroba, llamado Francisco Ramírez, acusa al escribano y a los alcaldes por no aplicar las ordenanzas en Arroba en  Mayo de 1738. Entonces se inicia una causa por "mal uso de oficio publico" contra el escribano Manuel Gómez Garralda y los alcaldes Juan Antonio Gutiérrez y Manuel Martin "que entorpecen la ejecución de los mandamientos de Toledo y cometen irregularidades diversas".
Las autoridades los metieron en prisión porque no respetaron un despacho que había obtenido para posponer un pago al pósito. Las autoridades les metieron en el "cepo" y por bajo de el un yerro que le parece se hizo del propio intento por no haberle habido nunca para que no pudiese sacar ningún pie, cuya prisión no ha visto practicar con persona que haya sido capitular".
Firma del escribano Gabriel José Rodríguez Velasco en el Testamento de Juan Parreño en 1827 en Arroba de los Montes (foto del autor)

Otra acusación para el escribano y alcalde  ocurre en 1739, cuando el cura de Arroba pide la devolución del trigo de Pósito, iniciándose una causa de oficio contra el alcalde Roque Gómez y el escribano Ambrosio García Serrano "reuniéndose en las casas del Concejo para tratar sobre un pleito".

AGUACILES

El aguacil mayor es el encargado de la ejecución de la justicia con carácter supremo, existe dos aguaciles mayores, uno elegido por el rey y otro por el corregidor. 
El aguacil elegido por el rey no puede ostentar su cargo judicial "salvo en los recibimientos de los Reyes"  y esta vinculado a la nobleza toledana.
El aguacil nombrado por el corregidor su jurisdicción se desenvuelve en la ciudad y es en la practicas el verdadero aguacil "ordinario trae vara".

En 1609 un aguacil enojado denuncia en Toledo a Francisco Gutiérrez por irregularidades en el tiempo que fue alcalde de Arroba.

En ocasiones estos aguaciles se extralimitaban en sus funciones como ocurre en Arroba en 1618 cuando se "inicia un proceso en visita por mal uso de oficio publico abierto de oficio contra Baltasar García, aguacil mayor, que retiene a un vecino de Puebla de Don Rodrigo, 25 lechones que le habían sido aprehendidos previamente en el campo pastando sin licencia, sin dar cuenta a la autoridad competente".

MAYORDOMO

En 1636 hay mayordomos de cofradías que se extralimitan en sus funciones como ocurre en Arroba de los Montes,  cuando el mayordomo de la cofradía de San Sebastián, Diego Gutiérrez, es denunciado por el vecino Juan López Caballos por ser "excomulgado por el mayordomo". Ante esta denuncia se inicia una causa de mal "uso de oficio publico abierto por la denuncia de Gaspar Ramírez en nombre de Juan López Caballos". Gaspar Ramírez Quentas es un jurado de Toledo que ejerció desde 1619 al 1643.


BIBLIOGRAFIA

-Archivo Secreto del Ayuntamiento de Toledo. Caja 658-15, Caja 471-03,

-Diccionario de López Tamarid de 1585.

-El fiel del Juzgado de los Propios y Montes de la ciudad de Toledo. Cuadernos de la Historia de España. 1972. Antonio Palomeque Torres.

-Gobierno y administración de la ciudad de Toledo y su termino en la segunda mitad del siglo XVI. Enrique Llorente Toledo.

-Justicia y criminalidad en Toledo y sus Montes en la Edad Moderna. Alfredo Rodríguez González.

-Poder municipal y cabildos de jurados en Toledo en la edad moderna, Francisco José Aranda Pérez.


martes, 1 de mayo de 2018

AUTILLO EN ARROBA DE LOS MONTES

JESÚS VÍCTOR GARCÍA

En las noches de Abril se oye el canto monótono de una rapaz en los valles de Arroba de los Montes, es el canto del autillo, un pájaro muy discreto y difícil de ver. Según el diccionario de Nebrija, al canto del autillo le denomina "ululatus, us"
El autillo o "otus scops" es una rapaz nocturna de menor dimensiones de la Península Ibérica, existiendo el dimorfismo sexual, donde la hembra es de mayor tamaño que el macho

Las rapaces nocturnas siempre han tenido un aurea mágico y enigmático por el hombre, el autillo tiene la capacidad de anticipar su muerte. Según el manuscrito de  del naturalista alemán, Pomus de Malesme" habla de la muerte de miles de autillos en 1493, debidas a la desaparición de las larvas de cigarra que ellos comían. Pero Malesme demostró que los autillos no murieron de hambre sino de una enfermedad  que "les perforaba el cuerpo y los vaciaba de la sangre". Concluyendo  "que los mata la certeza de la hambruna mas que la hambruna misma". El investigador alemán concluye que los animales se adelantan a su propia muerte donde la impotencia ante una muerte inevitable, el temor a una superpoblación, la inminente extinción, el convencimiento de la inutilidad del apareamiento crean una apatía ante la vida ante la certeza de la muerte.
Este comportamiento del autillo se debe y se extrapolar a la especie humana cuando hay un sufrimiento físico por una enfermedad, un padecimiento intelectual, perdida de fe por una frustración religiosa o existencial o un sufrimiento por perdida de poder o una ruina creando el ser humano una apatía ante la vida.

Autillo en Arroba de los Montes
Lo primero que destaca en esta rapaz, son sus ojos con su iris de un color amarillo intenso destacando sobre su plumaje que sirve para pasar desapercibido en los arboles donde se posan. 
Su alimentación se basa en pequeños insectos y ratones que caza al acecho sobre en las arboledas de las gargantas de los arroyos del pueblo.
Es un pájaro que cuando esta amenazado o en peligro se pone con las patas arriba con las garras y el pico en la dirección de la amenaza.
Autillo en Arroba de los Montes

Es una rapaz nocturna por lo que es difícil verla por el día, pasa los inviernos en África y se reproducen en primavera y verano en la Península Ibérica. Crían sus polluelos en huecos realizados por otras aves en los troncos de arboles, huecos naturales o huecos creados en construcciones del ganado y hasta en cajas artificiales para las crías de aves insectívoras.

Bosque de castaños de la Fuente Vieja un paraje idóneo para el autillo

Aristóteles menciona que se cazaba el autillo con el método del "baile de los cazadores", Jenofonte, en Ateneo, menciona el modo de coger estas aves dice "los cazadores se estregan los ojos en su presencia con un poco de agua que han puesto en algunas vasijas; en seguida la llenan de liga y se alejan, el ave viene después a estregarse también los ojos y las patas a ejemplo de los cazadores".

Este pájaro es mencionado en 1495 en el Diccionario de Nebrija y el Diccionario de la Real Academia de Autoridades de la Lengua Española de 1726 menciona al autillo como "ave nocturna menor que el búho, y mayor que la lechuza. cuya plumas son de color oscuro, y tiene las orejas levantadas y cubiertas de pluma. Su voz es tristísima y semejante al aullido de los lobos. El origen de esta palabra es del griego "otis, otidis", que significa esta ave, y por el sonido de la voz que forma "Au"se dijo autillo. Trahenla Nebrixa , Covarrubias y otros vocabularios. Lat.ulula, ae."

Como curiosidad en la Inquisición Española existía la forma de "adjurar en autillo" que parece ser un auto de fe de forma abreviada, " en la Santa Inquisición, es una función en que se castiga algunos reos, o se da razón de sus delitos".


BIBLIOGRAFIA:
-Florentia Lliberritana, Nº 12. Universidad de Granada, 2001
-El léxico castellano de los Vocabularios de Antonio de Nebrija, Maria Lourdes Garcia-Macho. Antonio de Nebrija. Olms Weidmann, 1996.





LA DIFTERIA O GARROTILLO EN ARROBA DE LOS MONTES

JESÚS VÍCTOR GARCÍA


La difteria o "garrotillo" es una enfermedad infecciosa aguda epidémica, debida a la exotoxina producida por el bacilo de Klebs-Loffler. Afecta generalmente a los niños con la aparición de falsas membranas adheridas a las vías respiratorias y digestivas superiores que obstruye la respiración ocasionando la muerte por asfixia parecido al método de ejecución de los reos conocido como "garrote vil".
Se transmite de persona a persona por medio del contacto de las secreciones emitidas por los estornudos, tos, piel y ojos. La difteria ocasionaba por asfixia el fallecimiento de la cuarta parte de los nacidos.
La palabra difteria tiene su origen del griego "membrana" y según el Diccionario de la Academia Usual de la Lengua Española de 1884 " es una enfermedad caracterizada por la formación de falsas membranas, que se observa en las mucosas y en la piel desprovista de epidermis".
La palabra "garrotillo" tiene una uso mas común en la población y en el Diccionario de la Academia de Autoridades de la Lengua Española de 1734 " se refiere a la enfermedad de garganta por el hinchazón de las fauces, que embaraza el transito de alimento, o la respiración. Del Latín Inflamatio faucium ". 
La enfermedad del garrotillo aparecen en la literatura española, Francisco de Quevedo menciona el garrotillo en varias de sus obras: 
Romance LXXVII
"Las gargantas de San Blas,
con almuerzos y meriendas
son garrotillo del pobre,
que lo paga, y no lo prueba."
Romance XCV
"Cuando los doctores
de la fruta cobran
garrotillo a varas,
tabardillos a arrobas:"
Lope de Vega (1562-1635) en Fuente Ovejuna, Pascuala responde "Mal garrotillo le de".
Tirso de Molina ( 1579-1648) en su obra Amor y celos hacen discretos, "Romero dice "no es bueno, que este yo sano y muera de garrotillo".
Fernán Caballero (1796-1877) en su obra Cuentos, adivinanzas y refranes populares" menciona a esta enfermedad: "lo mismo es morir de moquillo que de garrotillo".
Pérez Galdós (1843-1920) en su obra las Desheredadas "he salvado del garrotillo al mayor de sus chicos. Los asisto de balde. Me llaman casi todos los días"
Los intentos por curar esta enfermedad en los Montes de Toledo se reflejan en 1624 en los Yebenes cuando en Julio se inicia una causa por el mal uso de oficio contra un cirujano por intentar curar a enfermos de garrotillo. 
Muchas veces los enfermos de garrotillo, como ultimo recurso, utilizan reliquias de santos como ocurre en 1619 cuando un medico toledano "el doctor Segovia el mozo estando enfermo de garrotillo, y tan apretada la garganta, que ninguna cosa de comida, bebida podía pasar, y hablar con mucha dificultad, aplicaron le otros médicos muchos remedios, que aunque según la regla de su facultad, eran eficaces, el enfermo ningún alivio sentía con ellos, estando ya en trance tan peligroso, acordase del Santo Fr Pedro, y con mucha devoción le hizo cierto voto, y pidió ayudase en aquel trabajo; bebió así tragos como pudo un poco de agua tocada con su reliquia, y al punto quedo libre de aquel peligro de muerte y se fue continuando su salud, y tiene por cierto que se lo dio nuestro señor tan entera por los merecimientos y intercesión de su siervo".

En Junio de 1624 en el pueblo de Yebenes enferman dos hijos de María Gutiérrez , la mayor de los dos, María de 12 años"tenia una llaga en la garganta, que decían era mal del garrotillo...acompañado de un hinchado en el pescuezo y una muy gran calentura". El remedio mas común contra el garrotillo era las sangrías
Pedro Vázquez, medico titular de Toledo hace una disertación en 1659 donde "describe la enfermedad del garrotillo que corría epidémicamente por Toledo. Según el consistía la enfermedad en ulceras gangrenosas de la garganta; se comunicaba por contagio inmediato: propone su curación por medio de gargarismos tónicos y acidulados, de las sangrías, y en su termino por las purgas".
arr En los conventos de Toledo de monjas agustina la difteria atacó severamente a las religiosas en 1661 " en dos del mes de diciembre del Año de 1661, fue nuestro Señor servido de enviar repentinamente a este convento, una gravísima enfermedad de garrotillo, de que enfermaron mas de veinte y cuatro Religiosas y criadas, y murieron en ocho días, siete y las demás estuvieron para morir".
Libro de tratado sobre el garrotillo 1661

Según el primer libro "Tratado de la esencia causa señales, pronostico y curación de la enfermedad que el vulgo llama garrotillo" es una enfermedad "que fue en el año 1494, en el mes de Diciembre, que comenzó en Italia, estando en ella el rey Carlos de Francia con muy gran ejercito".. "aunque en este tiempo parece enfermedad nueva , algunos de los antiguos los conocieron y escribieron de ella..". Según este libro, los griegos la llamaban "aphras", los latinos "afsi" o "ofedo", el árabe "alcola" y Plinio "ulcera egipcia". Continua el libro que infecta por los muertos en la guerra que no son quemados, los vapores podridos de lagos y lagunas, aguas encharcadas, olores de curtidores. L
Las señales de esta enfermedad son "mal olor en el aliento, y gran hinchazón... y le saliere de las narices un humor delgado hediondo y es señal mortal. Si la calentura fuere poca y la dificultad de respirar, y no oliere mal el aliento, tiene menor peligro". 
La manera de tratar esta enfermedad según este libro era con sangrías "sangrías perfectas o imperfectas" aunque aconsejan las "sangrías con moderación antes de los 14 años".

Muertos de difteria o garrotillo entre los años 1832 -1902 en Arroba de los Montes
La difteria en Arroba de los Montes es ocasional con casos esporádicos  y puntuales solo en los años de 1894-1895 y en 1901-1902 se puede hablar de epidemia."
Los médicos o cirujanos de nuestro pueblo denominan a la difteria con distintos nombres como "apretura de garganta", "garrotillo", "difteria palúdica", "difteritis",difteria catarral”, difteria infecciosa”, angina diftérica”, difteria maligna” y "difteria gangrenosa”.


Muertes por sexos de difteria en Arroba de los Montes 1832-1902


La mortalidad de la difteria en Arroba de los Montes por sexo es prácticamente igual, hombre un 45% y mujeres un 55% . El pequeño porcentaje de mortalidad de la mujer se debe al nacer mas niñas que niños y siendo una enfermedad que ataca primordialmente a personas con menor edad hace que se incline este porcentaje de mortalidad en niñas.
La difteria en Arroba de los Montes es una enfermedad que prácticamente ataca a niños, el 97% de los muertos son niños y solo un pequeño porcentaje de un 3% , son muertes de personas adultas. 

La mortandad de niños por difteria junto a otras enfermedades hacen que se estanque la población en las epidemias de 1894-1895 y 1901-1902
Muertos por edades de difteria en Arroba de los Montes 1832-1902

En 1891 la población era de 464 habitantes y 7 años mas tarde, en 1897  la población era de 469 habitantes, solo había crecido en 6 años 5 habitantes.
Igualmente ocurre en la epidemia de 1901-1902 , cuya población en 1900 es de 479 habitantes y en 1902 es de 469 habitantes habiendo un crecimiento negativo de  10 habitantes en dos años.


MUERTOS POR DIFTERIA EN ARROBA DE LOS MONTES

En 1832, en Julio, muere  una mujer soltera "de apretura de garganta vulgarmente llamado garrotillo".


En 1868, en Octubre, muere una niña de 7 meses de "garrotillo".
En 1871, en Octubre, muere una niña de 6 años de "garrotillo".

En 1874,en Agosto, muere un niño en agosto de 2 años de "garrotillo".
En 1888, en Abril, muere un niño de un año de "difteria palúdica".
En 1893, en Octubre, muere  una niña de 6 años de "difteritis" y un niño de 3 años de "difteria".
En 1894 muere en octubre un niño de 6 años de "difteria" y en diciembre muere una niña de 4 años de "difteria". en diciembre muere un niño de 6 años de "difteria", un niño en diciembre de 3 años de "difteria "y un niño en diciembre de 7 años de "difteria".
En  1895 muere en Enero una niña de 5 años de "difteria", un niño  en enero de un año de "difteria", una niña en enero de 5 años de "difteria", una niña en enero de 4 años de "difteria" y un niño en enero  de 3 años de "difteria".
En 1896 muere en noviembre un niño de dos años de "difteria"
En 1901 muere en marzo una niña de 4 años de “difteria”, muere en octubre un niño de 5 años de “difteria”, en noviembre muere una niña de 1 años de “difteria catarral”, en noviembre muere un niño de 5 años de “difteria catarral”, muere una niña en noviembre de 2 años de “difteria infecciosa”, muere una niña en diciembre de 2 años de “angina diftérica”.
En 1902 muere en Enero una niña de 3 años de “angina diftérica”, muere en Abril un niño de 4 años de “difteria maligna”, en septiembre muere un niño de 1 año de “difteria”, en octubre muere una niña de 1 año de “difteria”, muere en octubre una niña de 5 años de “difteria gangrenosa”, muere una niña en diciembre de 7 meses de “angina…”,

Muertos por meses de difteria en Arroba de los Montes 1832-1902

Las muertes de difteria ocurren entre los meses de Octubre y Enero, siendo una enfermedad con la mortandad mas alta en Otoño e inicio del Invierno, destaca el mes de Octubre donde los muertos se elevan. 
Durante el resto del año hay muertes ocasionales entre los meses de marzo y Abril o en los meses de verano.









BIBLIOGRAFIA

-Archivo Secreto Ayuntamiento de Toledo. 1624-07-10/1624-07-27.Yebenes. "causa por mal uso de oficio iniciada por denuncia de Pedro Ruiz de Ávila contra Antonio López, cirujano que actúa como medico y que ha intentado curar a algunos enfermos de garrotillo".
-Romances de Francisco de Quevedo y Villegas.
- Diccionario de la Academia de Autoridades de la Lengua Española de 1734.

- Diccionario de la Academia Usual de la Lengua Española de 1884.

-Archivo iglesia de Arroba de los Montes

-Dos conventos toledanos de Monjas Agustinas. Real Monasterio de Santa Úrsula y Convento de la Purísima Concepción. Teófilo Viñas Román, Osa, Real Monasterio San Lorenzo del Escorial.

-Anales históricos de la medicina en general y biográfico, Volumen 2. Anastasio Chinchilla
-Vida, excelentes virtudes y obras miraculosas del Santo Fray Pedro de Alcántara. 1619. Juan de Santa María
-Los enfermos en la España Barroca (1600-1740) y el pluralismo medico: espacios, estrategias y actitudes. Carolin Scmitz. 2016