Datos personales

Mi foto
Arroba de los Montes, Ciudad Real, Spain
PLATAFORMA CARPETANIA,

miércoles, 3 de enero de 2018

LA GRIPE ESPAÑOLA EN ARROBA DE LOS MONTES

JESÚS VÍCTOR GARCÍA


La gripe es  una enfermedad infecciosas causada por un virus, en los seres humanos afecta a las vías respiratorias, inicialmente puede ser similar a un resfriado acompañado de dolor de garganta, debilidad, dolores estomacales, articulares, cabeza, tos y malestar general. En algunos casos se puede complicarse con pulmonía (neumonía) que puede resultar mortal especialmente en niños pequeños y adultos mayores.
La gripe se transmite desde individuos infectados a través de gotas en aerosol cargadas de virus procedentes de secreciones nasales, bronquiales o saliva. El tratamiento es solo sintomático ya que los medicamentos tienen una eficacia muy limitada.
La gripe es una enfermedad que anualmente se presenta en otoño e invierno en nuestro pueblo en niños y en adultos  como ocurre en el año 1907 cuando muere en febrero una niña de 2 años de “pulmonía gripal”.

EMPIEZA LA GRIPE ESPAÑOLA EN ARROBA DE LOS MONTES

En ocasiones la gripe ocasiona una gran mortandad o pandemia como ocurre con la gripe de 1918 o Gripe Española. La diferencia de otras epidemias de gripe que afectan a niños y ancianos, en esta se vieron también afectados a jóvenes y adultos saludables. Es considerada la pandemia mayor de la historia humana ya que en un año mato entre 20 y 40 millones de persona.
Mortandad por edades de la gripe española en Arroba de los Montes 1918-1920 (según Jesús Víctor García)

Es denominada "gripe española" porque recibió un mayor seguimiento por la prensa de España que el resto de Europa que estaba en guerra, España al no estar en guerra no censuró la información de esta enfermedad.
Muertos de gripe española en Arroba de los Montes 1918-1919 (según Jesús Víctor García)
La transmisión de la gripe de nuestro pueblo se vio favorecido por los mozos que habían venido de la mili y por forasteros que vienen huyendo de la epidemia.
La gente del pueblo airean y limpian sus casas donde sus enfermos son cuidados y enterrados sus muertos. Pero el hacinamiento, la falta de camas y ropas hacen que el contagio y la mortalidad  sea muy elevada.
La tasa total de mortalidad de Arroba de los Montes en 1918 es de un 45 porciento y la muertes es de 10 personas por causa directa de la gripe siendo la tasa de mortalidad de la pandemia del 12,9 por ciento.
En Venta con Peña Aguilera la tasa de morbilidad por numero de habitantes es de 18,20 por ciento en 1918 algo menor que en Arroba de los Montes.
Los primeros casos de gripe española en Arroba de los Montes ocurre en Junio de 1918 cuando muere un hombre de 74 años de "bronconeumonía gripal "y a continuación una de 1 año de “bronconeumonía gripal" y continua en Julio de 1918 donde muere una niña de 1 años de “bronquitis gripal “.

En los meses de verano no se da ningún caso de gripe pero con la entrada del otoño se reanuda la epidemia en el mes de Septiembre de 1918, favorecido con la entrada de los niños en la escuela, que a la vez contagia a su familia,  cuando muere una mujer de 17 años de “bronconeumonía “,  un hombre de 71 años de “bronconeumonía”, muere un niño de 7 años de “enteritis catarral”.
En Octubre  de 1918 muere un niño de 3 años de “enteritis catarral” y  una niña de 1 año de “enteritis catarral”.
En  Diciembre de 1818 muere  un niño de 2 años de “gastroenteritis catarral” y  un niño de 6 años de “laringitis gripal”.
En  Enero de 1919 muere  una niña de 5 años de “gripe”.
En Febrero de 1919 muere una niña de 10 años de “gastritis gripal”.
En Marzo de 1919 muere  un hombre de 28 años de Luciana de “gripe” donde llegan huyendo de su pueblo y una niña de 7 años de “pulmonía gripal”.
En Abril de 1919  muere una mujer de 25 años de “pleuresía gripal”.
En Mayo de 1919 muere  un niño de 12 años de “gripe”.
En el año de 1920 no hay muerte por gripe por ser un año con temperaturas  muy altas
En  Mayo de 1921 muere en mayo de una niña de 2 años de “bronquitis gripal” y  una mujer 19 años de “bronconeumonía gripal”.
En Noviembre de 1921 muere  una mujer de 68 años de “bronconeumonía gripal”.

Muertos por la gripe española en Arroba de los Montes entre 1918-1920 (según Jesús Víctor García)

La gripe tuvo su máxima virulencia en el año 1918 donde ataca en primavera a los habitantes del pueblo y en otoño ataca a los jornaleros ya que en primavera estaban en el campo donde adquiere una virulencia extremadamente grave y continuando hasta la primavera del año 1919.
En el otoño de 1919 y todo el año de 1920  hay menos  muertos que el año anterior.

Muertos por diferentes causas en Arroba de los Montes en los años 1915-1923 (según el autor)

En 1921 se vuelve a reactivar la gripe en la primavera y otoño con algunos casos puntuales y  que a la llegada del invierno desaparece.  La duración de la gripe española en nuestro pueblo fue de cuatro años aunque los efectos duraron mas, debido a la gente que fue afectadas y  quedaron muy débiles.

La gripe ataca menos a los debilitados y a los que tienen enfermedades crónicas al parecer tiene mas resistencias y gozan de cierta inmunidad. Estos debilitados mueren después de raquitismo aunque la responsable ultima fue la gripe española. En 1918 murieron  una niña de 6 años, una niña forastera y dos niños de 2 años de "raquitismo".
Además ese mismo año hubo una epidemia de sarampión en el pueblo que junto con las demás enfermedades diezmaron a la población sobre todo infantil.

Estancamiento demográfico en Arroba de los Montes a consecuencia de la gripe española periodo 1910-1930 ( según Jesús Víctor García)

El efecto de esta pandemia afectó al crecimiento demográfico de Arroba de los Montes, ya que en el año 1910 tenia 666 habitantes, estancándose en los años 1920, 1926 y 1929 con 775 habitantes. En el año 1930 comienza el aumento de la población con 939 habitantes.


BIBLIOGRAFIA:

-Archivo parroquial de Arroba de los Montes.
-Nota histórico-medicas de la epidemia de gripe del otoño de 1818 en el pueblo de Ventas con Peña Aguilera. Martin González, Casto.

lunes, 1 de enero de 2018

EL DOLMEN DE LA HOCECILLA

JESÚS VÍCTOR GARCÍA

En el Mesolitico comienza unos primitivos enterramientos funerarios entre las grietas de grandes peñas que darían lugar mas tarde a la cultura megalítica. Estos restos funerarios pasan muchas veces desapercibido porque están entre las grietas de los abundantes crestones cuarciticos de nuestra comarca de los Montes de Toledo.
Estas sepulturas son sencilla donde aprovechan cualquier grieta para depositar el cadáver y tapando los huecos existentes con piedras de tamaño medio..
Estos enterramientos son los precursores de los menhires, dólmenes y grandes cámaras funerarias de la  cultura megalítica del Neolítico y Bronce.

Cara este y entrada del dolmen de la Hocecilla (foto del autor)
Este dolmen fue encontrado por el autor de manera ocasional cuando trabajaba realizando un área cortafuego en la Cuadrilla de Arroba de los Montes. Aprovechando el apoyo de dos grandes bloques de cuarcita unidos y cerrando con piedras de 50 centímetros de longitud el techo y el lado oeste del enterramiento.

Ubicación del dolmen de la Hocecilla
El dolmen  se encuentra en un valle a unos dos kilómetros del río Guadiana cerca de un paso natural. El lugar es ideal para resistir los últimos fríos de la glaciación y el inicio del Neolítico donde la cercanía del río Guadiana, la abundante caza y la incipiente ganadería harían que tuvieran una producción de alimentos. Posiblemente en esta época el Guadiana, mas caudaloso, tendria un lengua de agua que llegaría hasta este enterramiento.

Entorno del dolmen de la hocecilla desde el este (foto del autor)

El dolmen situado en un afloramiento de crestones cuarcitico erosionados a una altitud de 610 metros forma parte del relieve apalachense típico de esta comarca de los Montes de Toledo.
El relieve apalachense esta formado por antiguos plegamientos que fueron cubiertos por sedimentos y tras una elevación por fractura y por erosión vuelven a salir los antiguos plegamientos.


Cara norte del dolmen de la hocecilla (foto del autor)

La apertura de la parte superior del dolmen esta sellada con 5 grandes piedras entre 30 a 50 centímetros de longitud. 
Cara sur del dolmen de la Hocecilla (foto del autor)

La cara sur da vista a un valle fluvial con un monte bravo de quejigos, encinas, alcornoques y acebuches.
Cara sur con sus trabas de piedras del dolmen de la hocecilla (foto del autor)

La parte posterior del dolmen o cara sur es cerrado por un conjunto de piedras de cuarcita por aproximación, donde las piedras mas grandes están en la base dando soporte unas piedras de forma alargadas colocadas de forma vertical que cierran el hueco existente.



Cara este con la entrada tapada del dolmen de la hocecilla (foto del autor)

La peculiaridad de la cultura megalítica es que la entrada esta mirando a la salida del sol, en este dolmen la entrada esta situada al este, coincidiendo con la salida del sol al amanecer. La abertura  en forma triangular cuyo lados miden 45 centímetros aproximadamente esta tapada por una piedra con las mismas dimensiones que sellan la entrada.
Interior del dolmen de la hocecilla (foto del autor)
El interior del dolmen forma una cámara alargada de 1,7 metros de longitud y el techo triangular de una altura de 50 centímetros aproximadamente. El suelo con restos de pequeñas piedras desprendidas es llano y uniforme, sin restos aparentemente arqueológicos.

"Altar de los dioses", espectacular ventana de cuarcita con una caída de 15 metros de altitud en la Sierra de Arroba de los Montes.

Las forma geométrica triangular era usada en el Mesolítico en su útiles geométricos así como en sus representaciones  funerarias,

viernes, 1 de diciembre de 2017

ESCOLOPENDRAS EN ARROBA DE LOS MONTES

JESÚS VÍCTOR GARCÍA

La escolopendra es una especie abundante en nuestro pueblo, vive bajo piedras o en agujeros en el suelo durante el día. Este animal es una especie de miriápodo cuyo nombre científico es "Scolopendra cingulata".
La escolopendra aparece en el diccionario de Covarrubias de 1611, donde dice "es un genero de insecto que vulgarmente se llama ciento pies, es nombre griego . Yo pienso que trae su origen de tortuosos, porque cuando se mueve va torciendo a un lado a otro. De este animalejo hace mención Teofrasto, libr.7, cap. II, Aristor. Historia Animalium....La escolopendra, dicha Ophiostena, es ponzoñosa en su mordedura".

Escolopendra (Scolopendra cingulata) en Arroba de los Montes (foto del autor)
El  miriápodo de  mayor tamaño de Europa pudiendo llegar a 20 cm de longitud. Se reproducen con huevos, donde la hembra excava un agujero, depositando dichos huevos y protegiéndolos con su cuerpo.

Escolopendra en Arroba de los Montes (foto del autor)

La escolopendra es un animal muy activo por la noche cazando arañas, cucarachas, caracoles y grillos, matándolos al inocular el veneno de sus forcípulas.

Su picadura es inofensiva para el hombre aunque ocasiona un dolor parecido a una picadura de avispa. Se produce una inflamación, con un calor intenso en la zona afectada y un edema debido al veneno inyectado por el animal.
El veneno de este animal se usaba tratar el bazo, "Y la escolopendra..... genista, culantrillo, etc. que tanto ayudan y alivian el bazo" en el libro de Anatomía de la melancolía, II, p. 210. 1577-1640

Este animal cuando accidentalmente recorre nuestro cuerpo, deja marcado las uñas en nuestra piel.

Escolopendra en Arroba de los Montes (foto del autor)







ABUSO SEXUALES Y ESTUPRO EN LOS PUEBLOS DE LOS MONTES DE TOLEDO EN LAS CAUSAS CRIMINALES DEL ARCHIVO SECRETO DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO

JESÚS VÍCTOR GARCÍA

En el archivo Municipal de Toledo se deposita la mayor parte de la historia de los pueblos de los Montes de Toledo, ya que este territorio fue dominio de la ciudad durante más de setecientos años. Este fondo es de los más ricos de España en su género. Llamado "Archivo Secreto", posee un importante fondo de "causas criminales" con cientos de expedientes muy valiosos para conocer la historia social y penal de los habitantes de estos pueblos.

El estupro en el diccionario de Academia de Autoridades de 1732 dice " pecar con soltera es simple fornicación, con casada es adulterio, con doncella virgen es estupro, con pariente es incesto y con persona religiosa y dedicada a Dios es sacrilegio o adulterio espiritual"

Este trabajo se basa en la consulta de 71 de los expedientes del fondo de las causas criminales del Ayuntamiento de Toledo con relación directa o indirecta sobre el estupro desde 1545 hasta 1816. 

De estos 71 expedientes por estupro 17 casos corresponden a Yebenes, 13 a Ventas, 6 a Pulgar, 5 a Arroba de los Montes, 5 a Fontanarejo de los Montes, 5 a San Pablo de los Montes, 5 a Navalucillos, 5 a Navahermosa, 5 a Navalpino, 4 a Horcajo y 1 a Retuerta.
Estadísticamente destaca el pueblo de Yebenes y Ventas con un 24 y 18 por ciento de casos, los demás pueblos tienen un porcentaje entre un 6 a 7 por ciento.

Porcentajes de estupro por pueblos de los Montes de Toledo desde 1545 hasta 1816

En la división provincial de Javier de Burgos el año 1833,  la unidad de estos pueblos de los Montes de Toledo se rompe, quedando divididos e integrados entre las provincias de Ciudad Real y Toledo. En Ciudad Real quedaron los municipios de Navas de Estena, Retuerta del Bullaque, Horcajo de los Montes, Alcoba de los Montes, Navalpino Fontanarejo de los Montes y Arroba de los Montes. En la provincia de Toledo quedan Ventas con Peña Aguilera, San Pablo de los Montes, Navahermosa, Hontanar, Marjariza, Menasalbas, Navalucillos, Navalmoral, Yébenes, Cuerva, Gálvez y Pulgar.

El estupro es un delito que, en el código penal antiguo, condenaba la perdida de virginidad (sello virginal) de una doncella de manera ilícita, por lo que se protege la honra de la mujer y no su libertad sexual. En la actualidad, este delito no existe, ha sido sustituido por el de “violación”; cuando la libertad sexual ha sido forzada sin  consentimiento.

Las relaciones sexuales en la Edad Moderna estaban marcadas por la voluntad divina que establecía el orden natural de las cosas. En el Derecho Romano, el delito de estupro no solo comprendía el acceso carnal con mujer virgen o viuda honesta, sino también adulterio, pederastia o el estupro sine vi, que aludía a las acciones que se ejercía sobre mujeres que no podían contraer matrimonio. Cuando el acceso sexual se ejerce con violencia se definía como “estupro con violencia”.

La iglesia consideraba al estupro (si la mujer era virgen o doncella) como un pecado que pertenece a la lujuria. Dentro de la lujuria, se incluía la fornicación simple (cúpula entre dos sexos diferentes), el adulterio (si la mujer estaba casada), el incesto (si existía grado de parentesco) y el pecado contra natura.

Las prostitutas no tenían protección jurídica ya que sus agresores no quitaban honra ni virgo.

Mapa de la comarca de los Montes de Toledo de 1781 con el numero de casos de estupro en cada pueblo (según Jesús Víctor García)








La violación reflejaba el poder del hombre sobre la mujer donde esta tiene solo dos categorías, la de virgen y madre. Las leyes no contemplaban el caso de violación de las mujeres casadas, solo el de fornicación que es un delito menor que el de estupro. Como ocurre en 1673 en Arroba de los Montes cuando "el mozo soltero Antonio Pérez intenta estuprar a Ángela Sánchez de Aguilar, mujer casada y de 24 años en vísperas de la fiesta de San Sebastián. Hay diligencias en Fontanarejo".

Hay agresores reincidentes con la misma víctima que está casada, como ocurre también en Arroba de los Montes en 1775 cuando se "inicia de oficio un proceso de estupro contra Francisco de Ayuso que intenta entrar en la casa de Francisco de Torres, el mismo que le denuncia un año antes, para violar a su esposa, Leocadia Lázaro Gutiérrez de 25 años. El reo huye pero es detenido en la villa de Luciana y llevado a Toledo". El agresor, Francisco de Ayuso estaba casado con Marta del Cerro.

Algunas mujeres casadas, que eran un poco ignorantes, eran fácilmente estupradas con vino o con dinero como ocurre en el pueblo de Navahermosa en 1768 cuando "el marido llamado Felipe García Carpio denuncia a los hermanos Agustín y Juan Fernández Aldarabin, acusados de violar a su esposa, Lucia Chamorro "algo fatua y valiéndose de la industria de embriagar o solicitar con dinero".

Había mujeres que ocultaban al público que tenían contraído esponsales, estos son la promesa de matrimonio mutuamente aceptada, es un precontrato que llevará al contrato definitivo que es el matrimonio. Esto ocurre en 1613 en los Yebenes cuando un padre llamado "Gabriel Gómez denuncia por querer entrar en su casa para tener acceso a su hija y que parece que tiene contraído esponsales".

Lo mismo ocurre en 1622 en Navahermosa, donde Magdalena de Castro, madre de una niña, pone "una denuncia contra Pedro de Quiroga de Sotomayor (de Bauzas, obispado de Tuy) por no cumplir la palabra de casamiento. Ambos tienen una hija y el reo desde la cárcel manifiesta su voluntad de casarse". En este mismo pueblo de Navahermosa en 1629, "hay una denuncia de Pascuala de la Iglesia contra Agustín Calderón. Hay diligencias en Sonseca". En el pueblo de Fontanarejo de los Montes en 1718, hay otra causa similar, cuando "hay diligencias de estupro de oficio contra Luis de Cuellar después de que María Sánchez, soltera del pueblo de 22 años ha parido una niña. La causa termina con la publicación de las amonestaciones, ya que ambos habían contraído esponsales".

Un incumplimiento de falta de palabra de matrimonio ocurre en el pueblo de Ventas en 1645 al iniciarse una "denuncia contra Juan Gómez por estupro y falta de matrimonio a Francisca Ruiz y luego no cumple la promesa". El incumplimiento de matrimonio ocurre en 1660 en  Los Yebenes cuando hay "una denuncia de Juan Díaz contra Juan López por abusar de su hija que ha prometido matrimonio y está embarazada. El reo es encarcelado en Toledo y promete cumplir su palabra". En el mismo pueblo, en Yebenes en 1671, "Juan Díaz Mascaraque contra Eugenio Moreno por entrar en una casa de unos vecinos y abusar de su hija Juana de Sandoval y dar palabra de casamiento según una criada de 17 años. Hay apelación a Valladolid". De nuevo en Yebenes en 1687 hay "una denuncia de Isabel Sánchez contra Francisco Carbonel por incumplir su palabra de matrimonio tras haber abusado de ella". Similar a los demás casos anteriores ocurre en 1747 en Horcajo de los Montes cuando "se inicia una causa de estupro abierta de oficio contra Juan Antonio Fernández, mozos de Arenas, responsable de parto de Eugenia de Villa, soltera a que promete matrimonio y luego se ausenta".
A veces pasa lo contrario; que después de romper una relación el agresor abusa de la víctima como ocurre en el pueblo de San Pablo de los Montes en 1692 cuando "hay una denuncia de María Díaz contra Roque Gómez Aldaraví que después de romper su compromiso matrimonial intenta violarla. Al final hay apartamiento

Las mujeres del estamento religioso tampoco se libran del estupro, las religiosas son engañadas con la promesa de matrimonio como ocurre en Los Yebenes en 1623 cuando hay "una denuncia de Ana Núñez, monja de Santo Domingo el Real, contra Eugenio Pérez de la Oliva por estupro y no haber cumplido palabra de casamiento". El caso llega a un apartamiento por haber un acuerdo entre las partes. En 1693 en el pueblo de Navahermosa se inicia una "denuncia de estupro contra Alonso Fernández Delgado por Polonia Sánchez de la Iglesia por incumplimiento de esponsales y estupro. Se traslada a la jurisdicción eclesiástica."

Otra veces los agresores están relacionados indirectamente con la Iglesia como ocurre en 1693 en San Pablo de los Montes donde hay "una denuncia de María Burgueña por violación de Francisco Canales, hermano de Sebastián  Canales, eclesiástico, cuando servía de criada a este último, quedando embarazada. Hay traslado de poderes de 1692 cuando ocurren los hechos".

La esposa no podía acusar al marido de adulterio en la jurisdicción civil, pero sí en un tribunal eclesiástico. El hombre algunas veces tiene contraído esponsales con dos mujeres como ocurre en 1815 en Navalpino cuando hay un "proceso de estupro iniciado de oficio contra Cándido Gutiérrez después de que Juliana del Cerro, soltera, con la que el reo había contraído esponsales quede embarazada. También es acusado de comunicación con Antonia Muñoz, quien también quedó embarazada".

Casos de estupro en los pueblos de los Montes de Toledo 1545-1816 (por el autor)


Para que hubiera delito era preciso que la víctima no fuera consentidora o que el autor utilizara la fuerza. Por eso muchos procesos judiciales no llegaron a los tribunales.

Un caso claro de delito con fuerza ocurre en Ventas en 1623 cuando un padre llamado Mateo García denuncia a "Matías Albarrán por estuprar a su hija, robarle distintos bienes y de amenazarla"

Muchos casos de estupro no son denunciados porque acusar significaba automáticamente la deshonra de la mujer y conseguir la condena del agresor era una tarea casi imposible conseguir. Si la víctima no podía demostrar que se resistió firmemente, los jueces pocas veces castigaban al agresor. Esto ocurre con una menor en 1647, y se apartó una querella contra Juan de Herrera "porque los pleitos son largos y costosos y su fines dudosos, y porque no se divulgue el deshonor de la dicha menor

Hay casos en que la víctima es una discapacidad mental como ocurre en 1672 en Ventas donde una madre llamada "Juana Díaz contra Gregorio López Portero, pregonero del pueblo que viola a su hija y queda embarazada, se dice que esta chica estaba algo dementada".

Cuando la denuncia del estupro era de una judía o morisca era muy difícil demostrar el abuso, como ocurrió en el año 1576 en Ventas donde "una morisca llamada Mari González denuncia que su sobrina de 14 años ha sido estuprada por el sastre del pueblo, llamado Cristóbal Hernández"

Si las mujeres eran solteras, pobres y huérfanas tenían gran posibilidad de ser estupradas por un conocido como ocurre en 1753 en el pueblo de Navalucillos donde se "inicia una causa por estupro abierta de oficio cuando trasciende el embarazo de Catalina de Villa, soltera, de que resulta culpable Juan del Cerro Trucha". También en Ventas 1792 se inicia de oficio un "proceso de estupro contra Blas Bermejo, acusado de ser el autor del preñado de Paula Corro, moza del pueblo a la que había dado palabra de casamiento". Otro caso de  soltera estuprada ocurre en el pueblo de Navalucillos en 1800 donde "hay un proceso por estupro por denuncia de Manuel Palero de Torre, clérigo, contra Manuel Fernández Peratón, que parece ser el padre de la criatura que espera Felipa Fernández Toledo, soltera".

Muchas veces la chica agredida era obligada por los padres a casarse con su agresor en contra de su voluntad, esta práctica contribuyó a que el estupro fuera una cuestión meramente económica. La víctima que se casaba con otra persona  no tenía causa ya que el mal estaba corregido.

El estuprador, muchas veces, evitaba el castigo casándose con la víctima. Pero también se eludía el matrimonio si el seductor era de una categoría social superior a la mujer seducida, pagando una dote cuantiosa. Esto ocurre en Fontanarejo de los Montes en 1740, cuando se inicia "un proceso de oficio contra Manuel Gómez Rodrigo, casado y reo, de una soltera que pare una niña en septiembre que muere a los 6 días después de nacer. El proceso se alarga por la indemnización de 4.000 reales que se acuerda entre el reo y los padres de la chica".

Mujer del siglo XIV en los frescos de la iglesia de Arroba de los Montes (foto restaurada por el autor)
Los agresores y su víctimas muchas veces se conocen, ya que los pueblos de los Montes de Toledo tienen poca población, por los que los delincuentes buscan víctimas muy jóvenes. En 1796 en Yebenes  se inicia "un proceso por estupro abierto por denuncia de José Gamarra contra Pedro García alias el Mono, a quien acusa de haber abusado de su hija, Paula Gamarra, cuando va con ella y con otros familiares a Marjariza".

Agresores y víctimas a veces, tienen grado de parentesco, en el episodio del Quijote de Miguel de Cervantes, el quinto, al parecer un estudiante («mozo grande estudiante y muy gentil latino»), desfiló ante los tribunales por estupro al que deja embarazadas a dos primas hermanas y a otras dos hermanas, y, por todo ello, encadena una intrincada progenie."Yo voy aquí porque me burlé demasiadamente con dos primas hermanas y con otras dos hermanas que no eran las mías; finalmente, tanto me burlé con todas, que resultó de la burla crecer la parentela tan intrincadamente, que no hay diablo que la declare".

Un caso de estupro entre pariente ocurre en 1927 en el pueblo de Ventas cuando existe una "denuncia de oficio contra Benito Cordobés, tabernero de San Pablo por haber dejado preñada a su ahijada en dos o tres ocasiones". Este caso continua en 1928, en el vecino pueblo de San Pablo de los Montes, continuando "el proceso de estupro y agravado en incesto contra Benito Cordobés y su hijastra Catalina López que está embarazada de él". Otro incesto ocurre en 1766 en Yebenes cuando hay "un proceso de estupro incestuoso iniciado de oficio contra Enrique José González, padrastro de Paula de Santander, de 17 años, a la que ha dejado embarazada. La chica pare una niña el 31 de diciembre quedándose muy débil por lo que el Hospital de Santa Cruz se hace cargo de la criatura". En esta causa Enrique José González padrastro de la victima, cuando fueron a ver las procesiones de Toledo en Semana Santa y se hospedaron "en camas separadas" pero "al quedar dormida la violento sin poderse remediar y aunque dio repetidas voces no la oyeron...". Preguntada" si se lo dijo a su madre lo que la había pasado con su padrastro , Paula la agredida dice "que temerosa de que la castigase no la expresó cosa alguna". Según el padrastro "hallándose sola le tento el diablo y la tuvo acto carnal con la referida Paula y después sabe resulto estar embarazada".

Otra veces el parentesco es más lejano como ocurre en el pueblo de Yebenes en 1786 cuando se "abre una causa por estupro abierta de oficio contra Fernando Moreno al embarazar a su prima tercera llamada Jiménez Peralo. El niño es enviado al Hospital de Santa Cruz".
En esta causa la victima declara " con motivo de ser su primo tercero de la que declara, frecuentaba la casa de esta, y en uno de los días del mes de septiembre del año próximo pasado, estando sola en sus casas porque la madre había ido a un entierro, siendo la nueve o diez de la mañana, entro dicho Fernando en ella, y hallándola sola en la cocina, la solicito para conocerla carnalmente y habiendo resistido la cogió de un brazo y la llevo arrastrando a un cuarto nombrado, en donde la sofaldó, estupró y hizo con ella lo que quiso sin haberla permitido ni si quiera bocear que fue tal la vergüenza que la causó que ni siquiera se lo quiso noticiar a su madre....."

Hospital de Santa Cruz en Toledo
Hay casos que el estupro lo realizan varios agresores sobre una mujer, como ocurre en 1668 en el pueblo de Navalpino: "Pedro Muñoz Vizcaíno contra Bartolomé García y Felipe Fernández que deshonran a su sobrina hace 2 años atrás". Otro caso ocurre en 1674 en Yebenes cuando dos hombres "Cristóbal Barba y Juan Ruiz intentan violar a una mujer casada". Otra agresión parecida sucede en 1793 en Ventas cuando hay una "causa por estupro abierto por denuncia de Gertrudis del Castillo, madre de Manuela Villa contra Julián Gómez y Pedro Martín de Vidales, que viola a dicha Manuela que estaba sirviendo en el mesón donde pasaba la noche. Hay declaraciones de otra chica del pueblo, huérfana, embarazada de unos de los reos, que dio palabra de matrimonio".


En ocasiones, los agresores son ayudados por una persona del sexo femenino como en Yebenes en 1810, donde hay "una denuncia de María Moreno Chueco contra José Castro, alias el Fraile y Venencia Castro, su mujer ya que el hombre abusa de la chica ayudado de la mujer que es tia segunda". La victima es " es una niña de 14 años de buena conducta, suma honestidad, recogimiento, y que los agresores de común acuerdo dispusieron violentarla y desflorarla". Habiendo llegado los tres a la camara y habiendo la victima soltado el cántaro de agua que le habia mandado la Venancia, se arrojaron el matrimonio agresor de improvisto y con sumo ímpetu y violencia y asiendola ël fuertisimamente de los brazos la tendio en el suelo y levanto los guardapieses y la Venancia la puso un pañuelo azul en la boca para que no pudiera dar voces y la abrio y sujeto en gran manera las piernas, de modo que puesta en esta forma la desfloró y disfrutó dicho Jose a toda satisfacción, sin que la pobre inocente pudiese evitarlo". Después amenazaron a la victimas de que la iban a matar si decia lo que habia ocurrido, y ademas para ocultar su atroz delito divulgo por el pueblo de "era de mujer de malisima nota y que se entregaba a cualquier hombre por dinero".

Hay casos extremos de agresiones sexuales a niñas o pederastia. En 1680 en Pulgar, "hay una denuncia de Pedro Matías de Higuera contra Miguel López por violar a Luisa Calderón de 8 años". Un caso más brutal aún ocurre en este mismo pueblo de Pulgar en 1705 donde " hay una denuncia de Juan García Moreno contra Lucas Martín, mozo de 19 años que viola a la hija del querellante de 3 años y 8 meses".

La pederastia y la violencia se solapan en 1740 en Yebenes cuando "se inicia de oficio en Toledo, una causa de estupro y homicidio contra un pastor llamado Juan Ruiz Calero por abuso de una chica de 8 o 9 años natural de Consuegra, que muere poco después, pero no por la agresión sino de tercianas".

Agresores de los estupro en los Montes de Toledo 1545-1816 (por el autor)

Los agresores en mayor numero son forasteros, otros son solteros con promesa o no de matrimonio. Las profesiones como barbero, sangrador, herrero, sastres, pregonero, albañil y tabernero debido a su trabajo tenían mas oportunidad practicar los abusos que los jornaleros y agricultores. El entorno familiar facilitaba estas relaciones ilícitas con primos, padrastros, vecinos y criados.

Muchas veces las denuncias no buscaban la condena del agresor, porque era muy difícil, pero se acudía a los tribunales para buscar el matrimonio o una indemnización. Esto ocurre en 1673 en Yebenes cuando "Juan Francisco Rincón denuncia a Juan Fernández por abuso a María Pérez. Apelan a la Chancillería de Valladolid". 

En ocasiones las mujeres no denuncian porque no saben quién es el padre y las autoridades actúan de oficio como en el pueblo de Pulgar en 1776 donde abren "diligencias por estupro abiertas de oficio en Toledo al saberse que la hija del cirujano del pueblo se halla embarazada". Las autoridades intervienen en Navalpino en 1779 cuando abren "diligencias de oficio por estupro para determinar la paternidad del niño que da a luz Alfonsa Fernández, soltera del pueblo, y que acaba en el Hospital de Santa Cruz"

A veces, la denuncia de la mujer agredida no era tenida en cuenta por las autoridades municipales, como ocurre 1675 en Horcajo de los Montes cuando "es denunciado de oficio Juan de Retamosa por entrar en una casa aprovechando la ausencia de los padres y yacer con la hija, Isabel de Velasco. Cuando ella quiere denunciar, el alcalde y el escribano se lo impiden por lo que son investigados también". La misma dejadez del ayuntamiento de Horcajo de los Montes ocurre tres años después, en 1679: hay "un mal uso público por parte del alcalde Rafael Muñoz por haber tenido encarcelado a Felipe Gómez por estupro, liberándolo sin remitir la causa a Toledo".

Algunas denuncias son puestas por los padres de las víctimas, que llegan a un acuerdo con el agresor, como ocurre en 1583 en Ventas cuando "Pedro López denuncia a Juan Gómez, el albañil es acusado de escalar su casa y estuprar a su hija, Mari López". Lo mismo ocurre en el pueblo de Navalucillos en 1616 cuando "Juan García de la Raya denuncia a Juan de Flores, herrador de 21 años, que aprovecha la ausencia del padre y querellante, para entrar en su casa y estuprar a su hija Francisca Fernández y luego da la palabra de matrimonio". Otro padre de Yebenes, en 1641, "Benito de Morales denuncia a Juan Corrales que tiene relaciones con su hija Margarita de Morales, que ha tenido relaciones y ha prometido casarse y no cumple"
En Arroba de los Montes en 1645  hay sentencia condenatoria cuando otro padre "llamado Gregorio Muñoz denuncia a Diego Ruiz por estupro a Ana Muñoz, hija del denunciante que esta embarazada y ha prometido matrimonio".

Algunas veces, es la madre la que denuncia, como ocurre en el año 1587 en Arroba de los Montes, cuando "María de la Cruz denuncia a Cristóbal de Medina, como madre de una chica por estupro. El agresor había estado reo en Toledo y había regresado a la zona.". En Ventas es otra madre la que denuncia el estupro de su hija cuando "Isabel López denuncia a Francisco López por estupro a su hija María de la Paz, aprovechando la ausencia de los padres y al final se casa con ella, hay fe de las amonestaciones". Otra madre de Yebenes en 1687 acusa a un adolescente y se "inicia un proceso de oficio contra Andrés de Aceña de 16 años, oficial del sastre acusado por Ana Sánchez de haber abusado de su hija"

También ocurría que los padres por diversas circunstancias no son los que denuncian sino la justicia, así sucede en el pueblo de Navahermosa en 1693: se inicia "una denuncia por el procurador, en nombre de Francisco Sánchez y María López, su hija contra Francisco Chopa por estuprar a María e incumplir la palabra de casamiento".

Denunciante de estupro en los Montes de Toledo 1545-1816 (por el autor)

Las denuncias, en un numero muy alto eran de oficio, ante los rumores y hechos consumados por los agresores. Otras veces los denunciantes eran la victima de la agresión y el padre de la victima. En menor medida esta denuncias era de la madre, tío, vecino o conocido de la victima, debido a la ausencia del padre de la victima o ser huérfana. 
Los tribunales civiles y eclesiásticos, en los casos de estupro, aunque presumían  la virginidad de la doncella, precisaban  que la víctima demostrara su resistencia a ser forzada.

Las viudas se encuentran indefensas ante el agresor sexual, como ocurre en Ventas en 1583, cuando "Isabel de Torres, viuda, acusa a Juan García, herrero, de violarla mientras servía de criada en su casa, pariendo un niño que tiene 14 o 15 meses". Otras veces son los solteros los que abusan de las viudas como ocurre en Navalpino en 1777 cuando se inicia "una causa por estupro de oficio contra Pedro de Guzmán, mozo soltero, padre de la criatura que ha parido Josefa Flores, viuda con que tiene contraídos esponsales. La mujer renuncia en el proceso a ejecutar la promesa de boda".

Y aún  más complicado; si la viuda además era ciega y con la sospecha que ha abortado como ocurre en 1756 en Fontanarejo de los Montes cuando se "inicia un proceso de estupro de oficio contra Antonio Díaz al conocerse el embarazo de María la ciega, una mujer viuda, que ha abortado el feto, alegando la mujer que ha sido un aborto no provocado". El aborto se consideraba como un crimen que se castigaba con la excomunión.

La sospecha de un aborto da inicio por parte de las autoridades en 1765 en Yebenes de "un proceso de estupro de oficio contra Manuel Galán, barbero y sangrador que se piensa que es el autor del embarazo de Faustina Moreno y de que se sospecha que pueda abortar. Hay apartamiento"El barbero "de estado casado, comenzó a solicitar a Faustina, que era huérfana, para tratos torpes ofreciéndola varias cosas de que la declarante nada tomo, pero al fin pasado diez meses de su pretensión se dejo vencer de sus repetidas instancias, abriéndole la puerta de la calle una noche y dándole entrada en su cuarto, logro su carnal apetito". El dicho Manuel Galán determino darla abortivos tras estar embarazada de 7 meses, por "lo que le ejecuto en tres sangrías que la hizo por su mano de los tobillos, y cuatro bebidas de agua con yerba coronilla  que a su instancia parte de ellas tomó".
La hierba coronilla es la planta llamada vulgarmente coronilla de fraile  y cuyo nombre científico es globularia alypum, que épocas pasadas se usaba como purgante, para producir vómitos y diarreas, es toxico. En ocasiones debido a su toxicidad se uso para producir el aborto en las mujeres embarazadas.

Hierba coronilla "Globularia alypum" planta para abortar de Arroba de los Montes (foto del autor)

Las sospechas por parte de las autoridades llevan a abrir diligencias en Navalucillos en 1775, "por estupro abiertas de oficio después del parto de Ana del Cerro, soltera, con sospechas de que ha sangrado y ha tomado abortivos".

Aunque las agresiones habitualmente ocurren en núcleos de población, de manera ocasional también suceden en el campo. En 1629 en Yebenes se inicia "una denuncia contra Pedro Carrasco por estupro y dar palabra de matrimonio a Juana Rodríguez mientras vendimiaba en Consuegra". Otro caso de estupro en el campo ocurre en 1655  en Pulgar cuando "Marcos Ramírez denuncia a Juan Dizguerra que viola a María, hija de Juan Ruiz de 12 años y huérfana que se encontraba en el campo".

Victimas de estupro en los Montes de Toledo 1545-1816 (por el autor)

Las victimas generalmente son hijas, solteras y criadas y en un porcentaje menor son casadas, niñas, hijastras y huérfanas.
Las relaciones sexuales entre los criados muchas veces terminaba en denuncia realizada por el amo, como ocurre en el pueblo de Pulgar en 1574 cuando Francisco Hernández y Alonso de Aranda denuncia a Benito Martin, el criado de su casa "por sacar una noche a Catalina a la que tiene como criada". El criado es condenado, apelando posteriormente. Pasan tres años en Pulgar, en 1577, y hay una "denuncia de Miguel Sánchez contra Melchor de Carrión por estupro de Inés, la criada que tenía en su casa".

Caso parecido se da en 1614 en Ventas, cuando el amo denuncia que su criada ha sido estuprada "denuncia de Juan Pérez de Lucas contra Cristóbal Rodríguez, barbero del pueblo por estupro de María Gómez, una chica que sirve en la casa del denunciante y ha incumplido la palabra de matrimonio".
Otras veces es la misma criada la que pone la denuncia; así acontece en 1693 en Retuerta: "Josefa Ruiz de 14 años por violación de Pedro Portillo, barbero que solicito a la madre de esta, de Ventas, que fuera como sirvienta y en Retuerta abusa de ella". 

Hombre del siglo XIV en los frescos de la iglesia de Arroba de los Montes (foto restaurada por el autor)
A veces pone la denuncia el padre porque estupran a su hija que está sirviendo como ocurre en 1619 en Fontanarejo cuando "hay una denuncia de Juan de Melgarejo en nombre de Francisco García Camacho contra Juan Calvo, escribano a quien un vecino acusa de violar a su hija después de haberla entregado para que le sirviese". Hay apartamiento.

En ocasiones las criadas tienen familia con el hijo de su amo, como en 1682 en Horcajo de los Montes cuando un padre llamado Lucas Gómez "denuncia contra Juan Gómez Muñoz que tiene una relación con Antonia Sánchez hija del denunciante y criada de su padre, que tiene un hijo suyo en 1681. Hay acuerdo o apartamiento".  Lo mismo ocurrió en Yebenes en 1753, pero sin acuerdo, donde "hay un proceso de estupro de oficio contra José Martín Suarez que abusa de María Manuela Agudelo, su criada que da luz en el pueblo".

En Ventas, el estupro sobre una criada quedó en intento en 1581, donde hay "una denuncia de Juan Bautista de Toledo contra Bautista barbero, que entra en su casa para intentar abusar de su criada"


Causas judiciales de los estupro en los Montes de Toledo 1545-1816 (por el autor)

El castigo del estupro, según el Derecho Canónico, era el de desposar o dotarla para que consiguiera un marido que pudiera ignorar que había yacido con otro hombre.

Existían dos tribunales para juzgar los delitos de estupro: el Tribunal Eclesiástico para las causas de víctimas y agresores vinculados matrimonialmente. Y el Tribunal Civil cuando en el delito no había vínculos entre delincuente y víctima.
Por lo general los tribunales castigaban duramente a los culpables cuando los delitos eran evidentes y además habían circunstancias que los agravaban; escándalo, crueldad, superioridad por estatus social, etc.

Detrás de las denuncias había mujeres que habían sido víctimas de una seducción, engaño o burla, pero también existen situaciones en las que el engañado era el varón. Eran falsas acusaciones por perdida de virginidad o embarazo para así conseguir un marido o dote para casarse que por otros medios no podían obtener, generalmente son mujeres con escaso patrimonio. Esto parece ocurrir en 1816 en Navalucillos cuando se inicia "un proceso de estupro de oficio contra Juan Fernández Rico, mozo, que deja embarazada a Leandra Sánchez Sierra, hija de una viuda, también menor a la que había dado palabra de matrimonio, si bien dice que el hijo no es suyo por la chica ha tenido trato con otros".

Esto también ocurre en San Pablo de los Montes en 1545, donde "Francisco de la Plaza denuncia a Martin de Torrecilla, y este a la vez acusa al denunciante de falsedad"


Porcentaje de embarazos por estupros en los pueblos de los Montes de Toledo 1545-1816 (según Jesús Víctor García)
Los embarazos en estos 71 casos judiciales  por estupro en los pueblos de los Montes de Toledo suceden en el 41 por ciento de los casos, porcentaje de embarazo demasiado alto y sobre todo si el acto se ha realizado por primera o única vez, por lo que muchos casos podrían ocultar relaciones sexuales secretas y consentidas.

Las relaciones entre solteras y casados traen en consecuencia el embarazo de la mujer como ocurre en Arroba de los Montes en 1718 con la "denuncia de Manuel Ramírez Villalón, sacristán del pueblo, que afirma que Basilisa Martin, moza soltera ha parido una criatura cuyos padres es Juan Fernández, hombre casado. Se procesa a los alcaldes por no abrir investigación".

Estas relaciones escondidas llevarían en ocasiones, a la madre a ocultar y abandonar al recién nacido, como ocurre en 1680 en Fontanarejo de los Montes en "una causa contra Francisco García Callejo, herrero, al que Juana García Vicente responsabiliza de la paternidad de su criatura. Las diligencias termina con la declaración de Pedro Rodrigo que dice que esta criatura ha sido abandonada en una espuerta colgada a la puerta de un convento franciscano a las afueras de Toledo". El convento franciscano de San José fue fundado en 1592 y ahora  es el actual Convento Carmelita de San José construido sobre las casas que habían sido de Don Fernando de la Cerda y que les vendió su heredero el conde de Montalbán. En esta casa edificaron el convento e iglesia actuales cerca de la Puerta del Cambrón.

En el pueblo de al lado, en Navalpino en 1787, se "inicia un proceso de estupro abierto contra Casimiro Díaz, vecino de Fontanarejo, que es el padre de la criatura que da a luz, Andrea Fernández, soltera, con la que tiene esponsales contraídos y que ha intentado ocultar el alumbramiento".

Convento de San José en Toledo, cerca de la puerta del Cambrón, donde abandonaron a un niño en una espuerta.
Muchas denuncias termina en apartamiento o acuerdo de perdón que podía realizarse hasta en casos de homicidio. El perdón casi siempre termina en una compensación económica documentada en escritura donde se recogía el importe de la misma. Una caso de apartamiento ocurre en 1665 en Ventas cuando "Cristóbal Gómez denuncia a Alonso Benito por estuprar a su hija, Hay apartamiento".


El apartamiento contribuía notoriamente a suavizar la pena, este acto documental se hacia ante un escribano y varios testigos. Este documento se presentaba al tribunal que generalmente terminaba la sentencia en amonestar al condenado, con la promesa de no reincidir y de cumplir el compromiso adquirido con la victima.

BIBLIOGRAFIA:

-Transgresiones. Sexo en Edad Media y Renacimiento; Iñaki Bazán, Ricardo Córdoba de la Llave, Cyril Pons.

-Justicia y Criminalidad en Toledo y sus Montes en la Edad Moderna.: Alfredo Rodríguez González.

Sexo y violencia en los Montes de Toledo. Mujeres y Justicia durante la Edad Moderna.. Ramón Sánchez Gonzales.

-Mapa de la Real Academia de Historia. Castiliae Novae. Pars Occidentalis provincias Madrit, Toledo et Mancha comprehendens / 1781.

-Archivo parroquial de la Iglesia de la Asunción, Arroba de los Montes

-El Quijote de Miguel de Cervantes, Capitulo XXII

-Diccionario de Academia de Autoridades de 1732 de la Lengua Española. 


-DOCUMENTOS DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO :

-San Pablo de los Montes,...........................caja 6365, causa 4947
                                                                       caja 6367, causa 5019,5034
                                                                       caja 6379, causa 5337
                                                                       caja 6380, causa 5349

-Pulgar,.........................................................caja 6348, causa 4339,4345
                                                                       caja 6356, causa 4689
                                                                       caja 6357, causa 4707,4717
                                                                       caja 6358, causa 4743

-Ventas,........................................................ caja 6216, causa 254
                                                                       caja 6387, causa 5500, 5507, 5508,
                                                                       caja 6391, causa 5629,
                                                                       caja 6394, causa 5779
                                                                       caja 6395, causa 5816
                                                                       caja 6396, causa 5841,
                                                                       caja 6400, causa 5978
                                                                       caja 6402, causa 6045
                                                                       caja 6404, causa 6083
                                                                       caja 6383, causa 5421
                                                                       caja 6410, causa 6271

Arroba de los Montes,................................ caja 6232, causa 805
                                                                       caja 6235, causa 925, 938
                                                                       caja 6236, causa 959
                                                                       caja 6238, causa 1002

Yebenes;....................................................... caja 6427, causa 6708
                                                                       caja 6435, causa 6960
                                                                       caja 6440, causa 7128
                                                                       caja 6449, causa 7391
                                                                       caja 6453, causa 7499
                                                                       caja 6456, causa 7550
                                                                       caja 6459, causa 7579
                                                                       caja 6460, causa 7596
                                                                       caja 6463, causa 7659, 7661
                                                                       caja 6466, causa 7710
                                                                       caja 6468, causa 7745
                                                                       caja 6470, causa 7769
                                                                       caja 6470, causa 7774
                                                                       caja 6472, causa 7798, 7804
                                                                       caja 6473, causa 7808

Navalucillos,................................................ caja 6332, causa 3917
                                                                       caja 6340, causa 4197
                                                                       caja 6341, causa 4222
                                                                       caja 6345, causa 4311
                                                                       caja 6346, causa 4319

Fontanarejo de los Montes,....................... caja 6249, causa 1388
                                                                       caja 6245, causa 1208
                                                                       caja 6242, causa 1138, 1146
                                                                       caja 6243, causa 1157

Navahermosa, ........................................... .caja 6210, causa 51,
                                                                       caja 6214, causa 195
                                                                       caja 6380, causa 5348
                                                                       caja 6383, causa 5422
                                                                       caja 6474, causa 7850

Navalpino;..................................................  caja 6327, causa 3741
                                                                       caja 6328, causa 3772, 3776, 3780, 3786

Horcajo de los Montes; .............................  caja 6254, causa 1621
                                                                       caja 6255, causa 1626, 1630
                                                                       caja 6256, causa 1657

Retuerta,...................................................... caja 6361, causa 4850