Datos personales

Mi foto
Arroba de los Montes, Ciudad Real, Spain
PLATAFORMA CARPETANIA,

lunes, 5 de julio de 2010

CAZOLETAS EN LOS MONTES DE TOLEDO

CAZOLETAS EN LOS MONTES DE TOLEDO
Zona Suroccidental (Campo de Arroba)

JESÚS VÍCTOR GARCÍA



INTRODUCCIÓN

Las cazoletas, coviñas u hoyuelos son agujeros semiesféricos tallados por los hombres, tanto en paredes rocosas verticales como en horizontales. Estas últimas son más frecuentes y se sitúan a una altura que va desde el nivel del suelo hasta 4 m.. Pueden ser confundidas con huellas de fósiles o con la acción erosiva que ejercen los fenómenos meteorológicos sobre la caliza o arenisca. No descartamos que sobre estos fenómenos erosivos o sobre fósiles desprendidos, realicen estas cazoletas.

Existen topónimos en Arroba de los Montes como el “Barranco de las Cazoletas” o el “Baño de los Agujeros” (mencionado por Victoriano Fernández Ayuso, vecino de esta localidad) en el Arroyo Valdecristo.

Secciones de varias cazoletas por Jesús Víctor García


Tantos las cazoletas, como los petroglifos, grabados, dólmenes, menhires, tolmos, etc., se engloban en lo que algunos autores como Juan Francisco Jordán Montes, llaman “insculturas”.

LOCALIZACIÓN

Aunque son relativamente frecuentes en toda la zona de influencia Atlántica de la Península Ibérica (Galicia, Asturias, Castilla-León y Portugal), y han sido particularmente estudiadas en los Montes de Toledo: en San Pablo de los Montes (por Agustín Jesús Martín Sánchez), en Navahermosa y Hontanar (por Ventura Leblic García), y en Ventas con Peñas Aguilera (por J. A. da Cunha Bermejo), Pulgar, etc., este estudio de cazoletas comprende exclusivamente al Campo de Arroba.

El encuentro del autor de este trabajo con las cazoletas ha sido causal unas veces y otras a consecuencia de haberle sido descritos por gentes de la comarca. Esto es solo una parte del gran potencial que tiene la zona, por lo que es probable que se realicen más localizaciones en el futuro.


GARGANTA DE LOS NOGALES

“los cantabros y los pueblos vecinos tenían la costumbre de enjuagarse la boca o lavarse los dientes con orina” ESTRABON, Geografía, tomo III,4,16
La orina se recogía en tres o cuatro cazoletas abiertas en un bloque de piedra, y era dejado al aire libre para que se oxigenara, para ser utilizado, a la mañana siguiente, en el aseo personal del clan familiar.
Situado en Arroba de los Montes, a 3.100 m. dirección oeste, el conjunto consta de tres paneles. Hay abundantes restos de escoria de fundición de mineral y una posada de colmenas del siglo XIII.

Panel I. En el margen izquierdo del arroyo de la Fuente de la Entrada, a unos 3 m. y sobre una plancha de cuarcita horizontal en el mismo camino que sube del arroyo, se aprecian 4 cazoletas. Forman una alineación norte-sur. Cada cazoleta está separada una de otra unos 25 cm. y su diámetro oscila entre los 8 cm. y 12 cm.


Panel I que representa una representacion astronomica en Arroba de los Montes

Panel II. En el margen derecho del mismo arroyo, a unos 25 m. del panel I y sobre una plancha cuarcita de12 m2, en aparente desorden aparecen multitud de cazoletas que son de menor tamaño que las anteriores y miden desde los 3 cm. a los 5 cm.,


Panel II de la Garganta de los Nogales en Arroba de los Montes

Panel III. A 2 m. del panel II, con las mismas características, pero de menor tamaño que éste, unos 7 m2.

PUERTO DE PEÑAS PARDAS

Las cazoletas están situadas en el conjunto megalítico de la sierra del Hontanar, a 3.800 m. de Arroba de los Montes, conjunto publicado en el Nº 109 de la Revista de Estudios Monteños, de la Asociación Cultural “Montes de Toledo”. Las cazoletas se hallan en paredes verticales, sobre rocas metamórficas y en dos de los sectores de este conjunto megalítico.

La Cabeza. Formación geológica de unos 4 m. de altura. En el solsticio de invierno, el sol se proyecta sobre la misma, destacando su silueta con más detalle. La cazoleta esta en su parte trasera, a 1,5 m. a nivel del suelo.
Cazoleta que da la apariencia de un Ciclope en Arroba de los Montes

El Cíclope. Figura del conjunto megalítico de la Sierra del Hontanar, de unos 6 m. de altura. Constituido por una cazoleta vertical doble, de unos 20 cm. de diámetro la exterior y de unos 5 cm. de diámetro la interior. A un metro de ésta hay otra cazoleta de unos 5 cm. de diámetro y golpes en la diaclasa que forma una extraña figura que se destaca en el solsticio de verano (día 21 de Junio).

ARROYO DE VALTRIGUERO

Cazoleta situada en lecho de cuarcita en el Arroyo de Valtriguero del término municipal de Puebla de Don Rodrigo, a 21 km. dirección suroeste de Arroba de los Montes. Sus dimensiones son de 30 cm. de diámetro y de profundidad. El arroyo discurre a 4 ó 5 m. de la misma hacia una pileta natural y un salto de agua. Tiene la forma redondeada de una pila bautismal.


Cazoleta de Valtriguero en Puebla de Don Rodrigo

MOLINO DE SAN MARCOS

Sobre la pizarra horizontal de una construcción circular de origen megalítico, reutilizado en el siglo XVIII como molino hidráulico, hay 2 cazoletas separadas 4 m. una de otra. Sus dimensiones son de 15 cm. aproximadamente y su profundidad de 5 cm.; están a unos 10 m. del margen derecho del Río San Marcos y a 4 km., dirección norte de Arroba de los Montes.
Cazoleta del molino de San Marcos de Arroba de los Montes


ERMITA DE SAN MARCOS

En las proximidades de la Ermita de San Marcos, en la ribera del río del mismo nombre, se ha formado gracias a la erosión un abrupto talud. En esta pared vertical hay una cazoleta de unos 12 cm. de diámetro y 8 de profundidad. Está protegida con un tejado que forma el corte de la pizarra. Tiene la dimensiones justas para insertar una mano humana, cumpliendo una función protectora y de recogimiento. Esta a poco más de 4 km. de Arroba de los Montes, al Noroeste.


NAVALPINO

Sobre el Arroyo Valcenillo, en el paraje de la Quinquiruela, en una gran lancha horizontal de pizarra que aflora en medio de este arroyo, existe una gran cantidad de cazoletas de diversos tamaños. Tienen la peculiaridad de que están asociadas a petroglifos que en su inmensa mayoría tienen forma de escaleras (escaleriformes), además hay cruces, calvarios, etc. La distribución de las cazoletas tiene la forma de un irregular tablero de ajedrez. Dista de Arroba unos 9.700 m.
Las cazoletas muchas veces estan asociadas a los petroglifos como en Navalpino

ARROYO LAGAR
Sobre una pared vertical de cuarcita y a una altura de 1,5 m.; esta realizada una cazoleta de unos 12 cm. de diámetro y unos 10 cm. de profundidad muy similar a la realizada en San Marcos, que difiere de ésta por no tener visera. Alrededor de la misma existió un posado de colmenas en el siglo XVII y se rodea de un complejo megalítico, con varios dólmenes.


FUENTE DE VILLARTA DE LOS MONTES

En una fuente publica de Villarta de los Montes, ya en la provincia de Badajoz y a 22 km. de Arroba, existen una serie de cazoletas alrededor del perímetro del estanque donde cae el agua; todas tiene un diámetro de unos 25 cm. y con distintas profundidades. Al parecer se han realizado por el desgaste continuado de apoyar las vasijas y los cantaros sobre la pizarra.
Cazoletas de la fuente de Villarta de los Montes

CAZOLETAS IDOLOS

1.- Cazoleta Valle del Guadiana: lancha alargada de cuarcita roja, con una extracción intencionada en el centro de su cara superior y dimensiones máximas: 15,7 x 30,5x 2,9 cm. Donación anónima al Museo de Arroba y procedente de la ribera del Guadiana.
2.- Cazoleta de la Junta de los Ríos: pieza de cuarcita anaranjada con truncadura transversal en un extremo que sirve de base, semejando a una estela o placa funeraria. Sus dimensiones son 17,5 x15,5 x 6 cm. Su origen es la junta de los ríos San Marcos y Valdehornos con el Río Guadiana.
Cazoletas de la Junta de los Rios en Arroba de los Montes
3.- Cazoleta de Riofrío: pieza de roca metamórfica de 14 x 15 x 11 cm. con una cazoleta de 4,8 cm. de diámetro realizada por abrasión. Localizada en la sierra de Puerto Quemado en la finca de Riofrío en el termino de Puebla de Don Rodrigo. Parece ser una parte del conjunto que fue destrozado al reforestar con pino pinaster estos montes.
4.- Cazoleta del Vado de Arroba: placa de cuarcita alargada, muy erosionada de 16 x 10 x 3 cm. de dimensiones y una cazoleta con un diámetro de 3 cm. Forma un pequeño ídolo que se clavaba en el suelo. Se encuentra en el vado del río Guadiana entre la Puebla de Don Rodrigo y Arroba.


CRONOLOGÍA

Por sus asociaciones, suelen ser adscritas a la edad del Bronce pero el autor ha podido constatar “cazoletas-ídolos” en un contexto Paleolítico “Representaciones Astronómicas de Paleolítico Antiguo en la Submeseta Sur Peninsular” Montes de Toledo AGUSTÍN J. SÁNCHEZ Y JESÚS VICTOR GARCIA, Separata Revista Asociación Cultural Montes de Toledo”.
Las cazoletas ya estarían en el paleolítico, se desarrollarían en el Neolítico y podrían alcanzar su plenitud en el Megalitismo para terminar en la Edad del Bronce; no descartando alguna reutilización en la época medieval (Fero Couselo)
-Paleolítico. Están construidas de manera tosca sobre placas de cuarcita y son transportadas de un lugar a otro.
-Neolítico. Al pulirse la piedra, el acabado es más perfecto, formando agrupaciones más o menos irregulares.
-Megalitísmo. Son de grandes dimensiones y se realizan sobre grandes bloques de piedras (dólmenes y menhires). Algunas son toscas y otras están perfectamente pulidas.
-Bronce. Sus dimensiones son parecidas a las del Neolítico. Hay un cierto orden en la colocación de las cazoletas, formando tableros ordenados y generalmente asociados a otras insculturas como petroglifos.
-Hierro. Utilizada por los pueblos prerromanos para contener la orina que le servia para enjuagarse los dientes.
-Edad Media. Hay una mera reutilización de esta insculturas, insertando en ellas grabados medievales, como cruces o calvarios, y reaprovechando algunas cazoletas para alumbrar las oraciones con aceite o cera.
En la época actual, se formaron cazoletas por el uso continuado de apoyar los cantaros en las fuentes públicas, como es el caso de la cercana población de Villarta de los Montes en Badajoz.

INTERPRETACIÓN


La interpretación de las cazoletas es un enigma para los investigadores, por su abundancia, por la cantidad de asociaciones con diversos motivos culturales y por su carácter no figurativo que no da indicios de su concreción cultural.
Algunos autores como Jordán y Sánchez (1988), Agustín J. Martín Sánchez y Jesús Víctor García “Separata Revista Asociación Cultural Montes de Toledo”, dan una interpretación mágico religiosa relacionada con la luna y el sol; otros autores como Da Cunha Bermejo las atribuye como un culto a las piedras “litolatrías”. Cayetano de Mergelina relaciona las cazoletas con ritos funerarios, con el agua o la caza, al parecer asociada a monumentos megalíticos. Las cazoletas han sido consideradas como cosmoglifos, que interpretan conjuntos de diversas constelaciones según Agustín J. Martín y Jesús Víctor; Baudoin, Blázquez y Fortes Muñoz.
También son utilizadas como envase de la orina que al oxigenarse al dia siguiente servia para limpiarse los dientes


Existen teorías como la de ”Sphani”, relacionadas con el culto al agua, para el que las cazoletas constituían receptáculos naturales que recogían el agua de lluvia. Obviamente esto sería en emplazamientos horizontales y no verticales, por lo que pierde fuerza esta teoría. Y para concluir existen más posibilidades que van desde que son límites territoriales de valor tribal y señalización de rutas de paso de animales o seres humanos. (Gómez Tabanera).

CONCLUSIONES


En el paleolítico, aplican la técnica de la percusión directa sobre las placas de cuarcita, con lo que se obtiene un concoide o dos que no suelen superar los 12 cm. de diámetro. También el uso continuado de los “yunques” se transforma en cazoletas-ídolos con representaciones astronómicas que simbolizan lunas con estrellas, sol, constelaciones (pléyades), etc.

En el Neolítico, se aplica la técnica de pulimentado o abrasión sobre la piedra. Las cazoletas se tallan en pizarras duras y granito u otros materiales más dúctiles que la cuarcita. Su tamaño es igual que en el Paleolítico, pero su acabado es más perfecto. Forman asociaciones o conjuntos irregulares, sin un orden aparente donde son colocados los recipientes. Estos conjuntos se ubican al lado de un paso natural y de una fuente de agua. Estos hoyos sirven de molde a los primeros alfareros para realizar la base de la cerámica realizada a mano.

Se perfecciona la cerámica, que al observar los hoyos que forman los animales salvajes en tierra arcillosa (las Vañas como se denominan en los Montes de Toledo); modelan esta tierra arcillosa con pasto y la secan al sol. Estos envases llenos de líquidos al calentarse al fuego se endurecen, naciendo la cerámica cocida.

En el Megalitísmo las cazoletas son individuales o forman conjuntos irregulares, pero destaca su mayor tamaño y profundidad, hasta 40 cm. de diámetro Una peculiaridad en este periodo es también su ubicación al lado de dólmenes y en paredes verticales donde sirven de receptáculo de las cenizas o abluciones funerarias. Están en puntos de gran visibilidad y generalmente al lado de un paso natural.

En el Bronce son conjuntos ordenados en forma de tableros de ajedrez. Suelen estar a lado de un paso natural y de un arroyo o manantial. Una peculiaridad de esta época es que están asociados a petroglifos. Estos conjuntos ordenados tienen distintas funciones:

-Función religiosa: Son rellenados con aceites o grasas animales e insertando una mecha vegetal sirve de lamparilla votiva.

-Función recreativa: Valen para sitio de ocio y distracción, estos lugares sirven de reunión tribal como en las romerías de hoy en día. Estas cazoletas están asociadas a petroglifos de forma de tres en raya, cuadrados, etc.

-Función comercial: Sirven como ábaco, al reunirse para contar las diversas mercancías de las distintas tribus y distribuirlas entre ellas. Los escaleriformes asociados a éstas indican la distribución del territorio entre los distintos clanes.

En el Hierro, son conjuntos lineales de forma parecidas a las planetarias, cerca del arroyos y fuentes donde cumplen una función de aseo y de ritual para la limpieza corporal.


En la Edad Contemporánea, unas cazoletas se han reutilizado de las anteriores épocas, otras son realizadas por los ganaderos y apicultores para guardar yesca y pequeños útiles necesarios en el campo. Algunas se realizan por el uso continuado de apoyar recipientes o el desgaste de la piedra sobre un molino de mano. Los arroyos y ríos forman cazoletas al incrustarse una piedra en un pequeño desnivel y girar con la fuerza mecánica de agua sobre la roca.



JESÚS VÍCTOR GARCÍA


Bibliografía:

-Prospección Arqueológica en la comarca de Hellín-Tobarra; Las insculturas del Tolmo
de Minateda. J. F. JORDAN MONTES
-Las Ventas y Peña Aguilera, Historia, Arte y Tradición, DA CUNHA BERMEJO, J. A.
-Petroglifos en los Montes de Toledo, en revista Estudio Monteños Nº 100, DA CUNHA BERMEJO, J. A.
-Malamoneda: Un foco arqueológico en los Montes de Toledo en provincia, Diputación
Provincia de Toledo,2000 Toledo. LEBLIC GARCÍA, VENTURA.
-Nuevos hallazgos arqueológicos en Navahermosa en revista de Estudios Monteños, nº
65, Toledo. LEBLIC GARCIA, VENTURA.
-Del Paleolítico a los Visigodos. Adaptación de la Conferencia realizada para el C.P.R.
“Pintor Ortega” en Horcajo de los Montes 11/12/2004. AGUSTÍN J. MARTÍN
SÁNCHEZ
-Representaciones Astronómicas del Paleolítico Antiguo en la Submeseta Sur
Peninsular. Los Montes de Toledo. Separata revista de Estudios Monteños. AGUSTÍN
J. MARTÍN SÁNCHEZ / JESÚS VICTOR GARCIA.
-Los primeros lenguajes escritos en los Montes de Toledo, Revista de estudios
Monteños, nº 122, JESÚS VICTOR GARCIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario