Datos personales

Mi foto
Arroba de los Montes, Ciudad Real, Spain
PLATAFORMA CARPETANIA,

sábado, 1 de enero de 2011

Un endemismo en Arroba de los Montes, el pez llamado Jarabugo






JESÚS VÍCTOR GARCÍA



El jarabugo (Anaecypris hispanica) es un pez endémico de la cuenca del Guadiana en la península Ibérica.
Es un pez ciprínido de pequeño tamaño, que no alcanza los 10 cm de longitud, tiene una línea lateral ausente o incompleta, a diferencia de otros ciprínidos. Tiene escamas abundantes y muy pequeñas, que se desprenden fácilmente. Lleva una quilla entre las aletas ventrales y la anal.

Esta especie es un endemismo que no está relacionada con otras especies conocidas, por lo que plantea interrogantes sobre su origen. Algunos lo relacionan con una especie de las montañas tunecinas; otros lo relacionan con especies de los Balcanes y Asia menor

Vive exclusivamente en la cuenca del río Guadiana y sus afluentes que son ríos de corriente lenta y con considerable vegetación acuática. Suele realizar la puesta entre los meses de abril y mayo. Se alimenta fundamentalmente de pequeños insectos y crustáceos, por ello depende de macroinvetebrados y de la vegetación fluvial para su subsistencia.



Entre los factores que amenazan esta especie están la edificación de embalses y la subsiguiente contención del agua, que afecta inexorablemente al régimen de vida de esta especie. El jarabugo requiere un sistema fluvial lentisco (aguas permanentes sin corrientes). Adicionalmente la suelta de peces superiores con finalidad deportiva como los introducidos a lo largo del siglo XX en los embalses del Guadiana medio como la carpa, el lucio, el black bass, el pez-sol y el pez-gato (desconocidos en este río hasta mediados del siglo pasado).


La Unión Europea tiene esta especie como especie de atención especial (Anexo II de la directiva sobre conservación de fauna y flora silvestre -1992-). El catálogo nacional español la incluye en la categoría de vulnerable (Orden del Ministerio español de Medio Ambiente de 21 de octubre de 2002) y la Junta de Extremadura la tiene declarada especie en peligro de extinción (13-3-2001). Igual protección le dispensan las autoridades regionales de Castilla La Mancha.


Mapa del jarabugo en Arroba de los Montes

La localizacion del jarabugo en Arroba de los Montes se encuentran en los curso medio-alto de los afluentes del Río San Marcos y del Río Tamujar, pero nunca en las cabeceras de estos ríos por estar secos en los meses estivales. En los cursos medios y bajos no existen por tener mas despredadores y menor vegetacion acuática.
En la década de 80 los habitantes del pueblo iba a con mantas de aceitunas a pescar los pececillos que luego eran fritos y comido en los bares del pueblo. Allí pude observar como mínimo 3 clases de peces pequeños; unos de unos 5 cm que parece ser la gambosia, otros de unos 10 cm que parecen ser los jarabugos, otros de unos 15 cm que desconozco la especie. En cada cubo de peces casi todos eran gambosias; había 3 o 5 jarabugos, y 2 o 3 peces de 15 cm.
En las pozas de las huertas del río Tamujar se encuentran estos peces, aunque al existir el cangrejo americano, están diezmando esta población.
En la charca de la Vaña hay una población estable y abundante, por ser tener una capacidad estable de agua ya que mana todo el año; como curiosidad esta charca se pobló de manera causal por el camión de incendios del pueblo, ya que en un incendio soltó de manera accidental peces y huevos de arroyo de Riofrio al lado del abedular con una población estable de este pez.
De igual manera, accidental, existe una población en el pilar de agua en la entrada de Arroba a Fontanarejo.
La población de estos peces es estable, ya que en invierno estos peces suben y bajan por los arroyos, repoblando nuevos cauces y en verano se repliegan a sus cauces estables.
Un factor primordial es la poca contaminacion y esperando con la construccion de la depuradoras se aumente la población en otros afluentes.
Desde siempre estos peces han sido un manjar para los habitantes de Arroba, ya que eran pescados con mantas y sacos en verano; después eran fritos con aceite y sin quitar las tripas eran comidos, considerado como un manjar.

PINTURAS RUPESTRES DE ARROBA DE LOS MONTES V

JESÚS VÍCTOR GARCÍA
Pintura de color rojo pintada con los dedos, con distintos temas, algunos con trazados geométricos y otros sin definir. Este conjunto esta situado en el suelo, es el único panel por el momento con estas caractericticas y que el restos de los paneles están en covachas o en las paredes verticales

Pintura 13 en abrigo I

El conjunto consta de dos partes, el primero está en una lastra a ras del suelo, donde aparecen dos escenas; y otro aparentemente deteriorado, donde aparecen restos de lastras con restos de pinturas. Aparentemente parece formar parte del mismo conjunto por las idénticas caractericticas, color y temas; formando parte de la misma estación. El deterioro de este conjunto parece ser que por las condiciones geomorfologicas durante miles de años y posiblemente a los procesos dinámicos como la gelifraccion; aunque la alta humedad y la poca o nula exposición al sol hace a este conjunto medioambientalmente hablando estable.



Perfil pintura 13


Este conjunto está al lado de una pared vertical de 6 metros de altura, inclinada en un angulo de 35º grados hacia el norte. El conjunto situado en el suelo forma un panel de 50 cm cuadrados, en una rendija con difícil acceso.
La distancia de una parte del conjunto a otro es de 85 cm, y la figura principal que parece representar a un ser con cuernos es de 6,8 cm x 10 cm.
Calco pintura 13

El conjunto tiene dos formas distintas en cuanto a su técnica y a su representación.
El primero pintado con trazos gruesos, digitalizados, sin escatimar pinturas, parece representar a un ser con cuernos, posiblemente la cabeza de una cabra (caprino); al lado de esta figura aparecen otra representación, con el típico tema esquemático, que parece representar a aves, pájaros volando.
La otra parte del panel, situado al lado derecho, tiene otros motivos diferentes, donde los trazos son mas delgados, sus trazados mas serpentiformes con una temática diferente a las otras dos.
Todo esto esto me a llevado a la conclusión que representa al vuelo de las grullas posiblemente cuando vuelan hacia el norte al final del invierno.
Los ganaderos con ésta señal inequívoca que empieza la primavera, seria un motivo de alegría, ya que comienzan el buen tiempo, empiezan a subir las temperaturas y el ganado empezaría a pastar en la abundante hierba de primavera motivando la preñez para su ganado

LOS OSOS EN UN PUEBLO DE LOS MONTES DE TOLEDO, ARROBA DE LOS MONTES




Lugares de osos cazados en Arroba de los Montes
JESÚS VÍCTOR GARCÍA
Los osos pardos ibéricos son los más pequeños de todo el mundo, pues los machos raramente sobrepasan los 180 kilos y las hembras pesan alrededor de los 130-140 kilos. Aunque las variaciones de peso en el osos dependen en gran medida de la abundancia de alimento, de la estación del año y la latitud.
Su pelaje varia entre el crema pálido y el color pardo oscuro, pero siempre con un color casi negro en las patas.El oso pardo es uno de los pocos animales capaces de ponerse a dos patas. Esto se da en ocasiones especiales como peleas ya que su posición natural es la de cuatro patas.

En Arroba de los Montes,  al estar mas al sur, el clima mas benigno y mas horas solares, los osos pardos eran mas pequeños y con un pelo mas claro que sus hermanos mas al norte.
El oso es omnívoro, aunque en la península, la importancia de la ingesta de materia vegetal es mucho mayor que la carnívora. Las distintas estaciones del año aportan diferentes recursos alimenticios que la especie aprovecha.
 Es de destacar en la dieta del oso en Arroba, el pescado, sobre todo cuando inician el desove de los peces del rio Guadiana hacia el rio San Marcos y Tamujar, a comienzos de primavera, observado actualmente entre marzo y mayo.
En otoño la abundancia de bellotas, madroños y castañas en las distintas gargantas, es vital para almacenar grasar en su cuerpo y pasar un invernada sin complicaciones.
Durante ciertos períodos, la nutrición puede ser intensiva y localizada. Otros tipos de alimentos vegetales y animales son consumidos a lo largo del año, como se puede carroñas, insectos, miel, setas, aves, huevos y ungulados, raices, madroños, mejillones de rio, cangrejos, etc.

En la época de celo, los machos marcan su territorio señalando los árboles con arañazos y frotándose contra las cortezas para dejar su olor.


Rejales o apiarios en la actualidad en Arroba de los Montes


Los osos son animales solitarios y solo se juntan en el celo que ocurre en nuestra comarca entre mayo y Junio, las hembras alcanzan su madurez sexual entre los 3 y los 5 años de edad.
Suelen tener de una a tres crías y entre una camada y otra pasan alrededor de tres años. Los osos pardos son animales polígamos. La gestación dura entre 8 y 10 semanas y los cachorros nacen durante la hibernación de la madre. Lo hacen sin apenas pelo, ciegos, sin dientes y pesando aproximadamente medio kilo.
A los tres meses de edad comienzan a ingerir otros alimentos además de la leche materna, hasta el año que dejan de tomarla.
Después de aparearse el macho abandona a la hembra que es la que asume por un período de dos años, el cuidado de las crías.

El período reproductivo es un momento de gran consumo energético, ya que los machos se ven obligados a recorrer como norma general grandes distancias en búsqueda de una hembra en celo, este hecho adquiere en el núcleo oriental una gran importancia debido a la escasez de hembras. Como podeis comprobar en el termino actual de Arroba, cazaron en un periodo muy corto del siglo XVI, tres hembras, siendo un indicador de que nuestro termino era ideal para la reproduccion de esta especie por cumplir las exigencias de territorio, clima y alimentacion. Como curiosidad se mató en esta epoca un gran oso solitario, que iria recorriendo toda nuestra comarca en busca del celo de las hembras.

Al abrigo de esta cueva, a veces natural, y otras excavada por ella misma, es donde tendrá lugar el parto de 1 a 3 crías, y donde permanecerán hasta la salida normalmente en marzo, aun- que la madre haga salidas esporádicas en busca de alimento. Es muy importante la disponibilidad de recursos alimenticios en otoño, pues es la estación donde se acumulan grasas para afrontar el invierno. En los dos años que viene a durar la estancia de la madre con las crías, la osa no tiene celo y deberá defenderse de los ejemplares masculinos que la pretendan.

En las Relaciones de Felipe II, en la pregunta 18. donde pregunta si nuestra es tierra abundosa o falta de leña, y de donde se producen, y si montosa, de que monte y arboledas, y que animales, cazas y salvajinas se crían y hallan en ella:
Dijeron que es tierra de mucha leña de chaparro, jara, y madroño y otros diferentes montes, que hay en las sierras y tierra de muchos osos, y lobos, y zorras, y otras muchas salvajinas, y arboledas no las hay

Los intereses de los colmeneros, hacen al oso como una animal a perseguir, por los perjuicios ocasionados a los apiarios, que hacen reducir la produccion de miel y sobre todo de la cera, que era una materia primordial para las velas de las iglesias catolicas.
Rejal de colmenas del Corralon en Arroba de los Montes

Se realizan cacerias pero limitando la maneras de cazarlos, donde se intentan regular dicha caza como en el siguiente documento:
“ninguno sea osado de armar cepos grandes en los montes con hierros en que pueda caer oso, ni puerco o venado, por el peligro que se podia acaecer en hombres y caballos que andan en los montes. Y cualquiera que lo hiciere o armare, que pòr la primera vez que yaga en la cadena medio año, y por la segunda vez esté el dicho tiempo en la cadena y le den sesenta azotes, y por la tercera vez que le corten la mano.”
El habitat del oso son montes agreste y cerrados con pluviometria elevada, donde existen madroños y bellotas que le sirven de alimento, y como complemento la miel.
En nuestro termino existen tres localizaciones basandome en los libros de caza, en los apiarios en la actualidad, en los toponimos locales y sobre todo en el territorio de caza oso para obtener sus necesidades basicas.
El oso, ademas de sus necesidades alimentarias, necesita refugio en una zona agrestre, un caudal de agua todo el año, y una abundante biodiversidad de frutos a lo largo de todas las estaciones del año.
Con todas estas razones, en el Libro de Monteria de Alfonso XI, dicen que los mejores cazaderos de osos en nuestro pueblo, son la Celada y la garganta de San Marcos , ademas existe un toponimo llamado Monte Montoso.
Todos estos lugares reunen las condiciones minimas de alimentacion, refugio, agua, etc, y lo que es mas importantes existe entre esto tres puntos, uno de otro, unos 7 kilometros de distancia, no existiendo competencia territorial entre estas tres localizaciones.
Las armas de fuego empiezan a generalizarse en la caza mayor durante el siglo XVI, con lo que se facilita en gran medida el cobrar piezas de tanta envergadura como la de los osos. De poco servia que Carlos V vedase en 1527 disparar con tiro de polvora y emplear hierba de ballestero, para preservar la fauna mayor.
A lo largo de la Edad Media, las Hermandades Viejas de Toledo, Talavera de la Reina y Ciudad Real pagan elevadas sumas de dinero por cazar los osos.



Un documento de la epoca “ a diez de abril de 1502... mandaron dar a Hernando de Tejada colmenero de Arroba ciento sesenta maravedies por un oso que mato e trajo la cabeza e las manos a la Casa de la Hermandad”;
“pago de 4 cabezas de osos que se trajeron e clavaron encima de las puertas de Casas de la Santa Hermandad.

-12 de Junio de 1562 , Lopez Sanchez, Arroba, 2 oseznos vivos. 2500 mrs.

-7 de Noviembre de 1565, Alonso de Lucena, 1 oso muerto.

- 26 de Abril de 1568, Ximeno Sanchez, 1 oso muerto,1020 mrs.

-27 de Enero de 1575,Alonso Sanchez Herrero, 1 osa muerta, Montes de Arroba, 6.000 mrs

-1 de Abril de 1579, Alonso Benito, 1 osa. 3.000 mrs.

-23 de Septiembre de 1585, Rodrigo Sanchez, 1 osa muerta, 4.500 mrs.

-5 de 1 de 1590, Juan Garcia de Yebenes, Arroba, 1 osezna, 1224 mrs

-17 de 10 de 1590, Alonso Martín de Lucena, Arroba, 1 osa muerta, 1496 mrs

-27 de 6 de 1593,Simon Lopez, Arroba, 1 osa y 1 osezno, 3740 mrs.
En 30 años en el pueblo de Arroba de los Montes se matan 11 osos, de ellos, 6 son osas, que eran muy raras. Nos indica que nuestro pueblo era el foco reproductor de esta zona de los Montes de Toledo.

.Existen 29 cacerias documentadas con exito, pero serian muchas mas que fracasaron, se intentaban cazar cuando terminaba la invernacion, por salir debilitado y fuera de las oseras.
El numero de piezas cobradas, se reduce normalmente a un oso (19), siendo mas rara la captura de sus hembras (5), apresando los oseznos vivos (8) o muertos.

Unicamente en una ocasión se lleva solo el pellejo de la pieza muerta, justificada porque su cazador transportó dos cachorros vivos desde la ribera del Guadiana. Este hecho a queda en la memoria colectiva del pueblo de Arroba de los Montes, donde se celebraban en los Carnavales, La Osa, que consistia en disfrazarse un hombre, mas bien corpulento, donde se le colocaba una falda y alrededor del cuerpo tiras de corcha de alcornoque. Este hombre era sujetado por otro individuo con una soga en el cuello donde era golpeado sin dañarle en el cuerpo con una estaca, produciendo un ruido ensordedor. Esta representacion de la OSA se realizaba alrededor del pueblo acompañada de musica y pidiendo a los vecinos dinero. Esta interpretacion no es mas que la imagen del paseo de los osezno que cogian en la Edad Media en nuestro pueblo y la alegria por el dinero que daba Toledo a sus cazadores donde ese dia era un motivo de fiesta local. La ultima representacion fue en la decada de 1990.


Representacion de la Osa y Venaos en Arroba sobre l960

Las presas mayores se acreditan exhibiendo la cabeza o las zarpas. Mencionar, por ultimo, que las recompensas otorgadas no parece seguir una pauta fija; un ejemplo claro, el 12 de abril de 1562 se pagan tres cantidades muy distintas a otros tantos individuos por prácticamente idénticas piezas.


A partir de 1593 cuando un trampero de Fontanarejo caza un oso en la vertiente meridional de los Montes de Toledo, desaparece toda mencion a tales depredadores en la documentación oficial del tribunal hermandino de la Ciudad Imperial. Los ultimos que nos consta fueron sacrificados por su homologa de Ciudad Real serian dos oseznos que Juan Cabello, vecino de Piedrabuena mato en los Montes de la Parrilla, junta a dicha villa. Probablemente, a partir de entonces, tardaria poco tiempo en extinguirse el oso pardo en la zona.

LAS ULTIMAS REPRESENTACIONES DE LA FIESTA DE LOS OBISPILLOS EN LOS MONTES DE TOLEDO


Obispillo en el Altar de la iglesia de Arroba de los Montes.1964


En el contexto de las festividades litúrgicas de Navidad se celebraron en numerosas iglesias de Europa fiestas estudiantiles como la del Obispillo. Con distintas denominaciones en cada zona ( Festum baculi, Episcopus puerorum o innocentium, Obispillo, Obispo de inocentes, Obispete...), y con variantes locales en el ceremonial, la fiesta consistía básicamente en la “rebelión” de los subdiáconos (de los niños de coro (en el Obispillo), que por uno o más días invertían las jerarquías y se hacían con el control de los servicios litúrgicos.

Expulsaban a los canónigos de sus sitiales y se instalaban en los mejores puestos del coro, revestidos con capas pluviales y vestiduras sacerdotales decían ellos la misa, pronunciaban sermones burlescos, dirigían el coro, parodiaban la liturgia quemando suelas de zapato y excrementos en lugar de incienso, se paseaban en burro por la iglesia y las calles de la villa demandando bebida y terminaban con una gran comida en la que el vino corría abundantemente. En muchos lugares se elegía un Obispillo, un escolar que el día de San Nicolás era investido como obispo gozando de total autoridad y siendo incluso servido por el obispo verdadero y los miembros del cabildo.

Magnífico ejemplo de la importancia que el factor lúdico tenía en la vida medieval, los Obispillos y fiestas de locos son probablemente una cristianización de costumbres del mundo romano como las saturnalia que tenían lugar también en el mes de Diciembre y en las cuales se invertía del mismo modo el orden social y el pueblo daba rienda suelta a sus instintos.
tenemos testimonios de su extensión y popularidad en la literatura. Sirvan como ejemplo las palabras de Mateo Alemán en el Guzmán de Alfarache:
Como iba faltando el dinero de que disponer, me comenzaron a descomponer poco a poco, pieza por pieza: quedé degradado. Fue el obispillo de San Nicolás respetado el día del santo, y yo hasta no tener moneda (...) ¡Oh dulce vida la de estudiantes. Aquel hacer de obispillos!” (Libro II cap. IX).
Testimonio de la vitalidad de la fiesta son las persistentes condenas eclesiasticas. La prohibicion del Concilio de Aranda en 1473 de "sermones ilícitos" podria ser una referencia a los sermones burlescos de los obispillos. En Toledo se prohiben en 1566 en las que se condena " aquella fingida y pueril eleccion de un obispo que suele hacerse con infame abuso en ciertas solemnidades del año"
Testimonio de la vitalidad de la fiesta son las persistentes condenas eclesiasticas. La prohibicion del Concilio de Aranda en 1473 de "sermones ilicitos" podrian ser una referencia a los sermones burlescos de los obispillos.
En Toledo se prohiben en 1566 en las que se condena " aquella fingida y pueril eleccion de un obispo que suele hacerse con infame abuso en ciertas solemnidades del año"

Obispillo con sus pajes en Arroba de los Montes

 El 6 era la fiesta del obispillo, basada en la singular elección de San Nicolás como obispo de Mira en el Asia Menor, al ser el primer presbítero que se acercó a la iglesia en la mañana de un día fijado por la asamblea de obispos de aquella región, y también el día que este santo viaja de España a Holanda para llevar regalos. Del nombre latino Sanctus Nicolaus proviene Santa-Claus, hoy sustituido con esa figura insulsa y laica de Papá Navidad; así, en el trascoro y con una parafernalia digna del momento, de entre los clerizones, seises y acólitos de la Catedral era dado a conocer el nombre del obispillo elegido por su comportamiento o buena aplicación en sus estudios.



Obispillos en la puerta de la iglesia
Al chico proclamado se le revestía con los atributos episcopales y era acompañado por todo el cabildo y clero Catedralicio hasta su asiento, bien a la izquierda o a la derecha del sitial arzobispal del coro. El mandato del obispillo terminaba el día 28, fiesta de los Santos Inocentes, y era entonces cuando todo volvía a la normalidad.
Lo divertido del día final de esta fiesta es que los papeles iban a cambiar; los canónigos se iban a vestir de clerizones y acólitos -hasta uno de ellos se vestía de perrero- y ese grupo de niños y jóvenes iban a ocupar los altos cargos del cabildo catedralicio. A las primeras vísperas, el obispillo se sentaba en la silla arzobispal.

Obispillos,Arroba 1964
La fiesta sería suprimida en la segunda mitad del siglo XVI durante el pontificado de Bartolomé de Carranza, en pleno proceso inquisitorial contra su persona aunque hubo alguna que otra celebración esporádica hasta finales del siglo XIX como relatan algunos toledanos de la época.


Obispillo en procesion, Arroba de los Montes.1964