Datos personales

Mi foto
Arroba de los Montes, Ciudad Real, Spain
PLATAFORMA CARPETANIA,

jueves, 12 de septiembre de 2019

EL DESCUBRIMIENTO DEL YACIMIENTO DEL PALEOLITICO DE ALBALA EN POBLETE (CIUDAD REAL)

Agustín Jesús Martin Sánchez, arqueólogo
Jesús Víctor García, investigador

INFORME PRELIMINAR DE URGENCIA YACIMIENTO PALEOLITICO DE ALBALÁ, POBLETE, CIUDAD REAL Septiembre 2004

CIRCUNSTANCIAS Y MOTIVO DEL INFORME

En Septiembre del 2003 Don Manuel Moreno López, cuando estaba de pesca, descubrió casualmente la extracción de tierra que se estaba llevando a cabo en el margen izquierdo en el cortijo de Albalá con abundante restos arqueológicos, aguas arriba del Guadiana. 

Consciente de la destrucción descontrolada que estaba sufriendo el yacimiento se lo comunicó a Jesús Víctor García, quien a su vez, nos lo hizo saber a nosotros. Antes estas circunstancias, el sábado 6 de Septiembre se decide visitar la zona para valorar visualmente el daño patrimonial ocasionado y tomar documentación fotográfica de los hechos para dar parte en la Delegación de Cultura, Servicio de Arqueología y Patrimonio de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, órgano competente para estos temas. 
Acta de entrega del material al Museo Provincial de Ciudad Real el 14 de Mayo del 2004

Observando la gran cantidad de material arqueológico extraído y el alto potencial del yacimiento, decidimos actuar de urgencia y emitir un informe preliminar que justifique la necesidad de frenar inmediatamente este deterioro. No se pudo comunicar ese mismo día por ser fin de semana así que se procedió mandar el informe de urgencia el día 8 de septiembre del 2003 a la Delegación de Cultura de la Junta de comunidades. 

El motivo fundamental de este informe, con carácter de urgencia, es detener la destrucción no intencionada del parte del yacimiento Paleolítico de Albalá, en el termino municipal de Poblete (Ciudad Real).  Este yacimiento paleolítico de Albalá, es un Bien Cultural, inventariado por Manuel Santoja Gómez y Efraín Redondo Sancho en 1973 y citado posteriormente por María Ángeles Querol en 1976 y Antonio Ciudad Serrano en 1986.

ACTUACION ARQUEOLOGICA

Primeramente se procedió a la documentación fotográfica de la situación del Yacimiento y la características del Barranco abierto mediante medios mecánicos. Las dimensiones del mismo son de 11 metros de ancho por 13 de largo y de 2,5 metros de profundidad, dependiendo de la caída descendiente de los niveles de sedimentación, lo que supone la extracción total de unos 450 metros cúbicos aproximadamente, con dirección NE.
Vista desde el SE del Barranco del yacimiento de Albalá en Poblete (foto de los autores)

Su posición respecto del rio Guadiana es a unos 60 metro del cauce actual, sobre su terraza (+6 m.). Se accede a través del camino rural de Albalá, que lleva al Cortijo del mismo nombre, finca propietaria de estos terrenos, no obstante, el barranco se halla dentro de los 100 metros de protección del rio en su máxima crecida, por lo que esta titularidad corresponde a la Confederación Hidrográfica del Guadiana. La tierra extraída sirve de relleno en unas naves que están construyendo en el casco urbano de Poblete.

Frente a la posibilidad de que continúen los trabajos de extracción de tierra y el peligro inminente de destrucción y expoliación del yacimiento se procedió (Fuerza mayor), sin el pertinente permiso de la Delegación de Cultura, a la recogida del material representativo descubierto y documentación estratigráfica del Corte N. Cabe decir que toda información obtenida será entregada al Servicio de Arqueología y Patrimonio de la Delegación de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, así como el material lítico será entregado al Museo Provincial de Ciudad Real, una vez haya sido siglado, catalogado e inventariado adecuadamente.
Estratigrafía yacimiento paleolítico de Albalá en Poblete, Ciudad Real ( Agustín J.Martin Sánchez)


El corte N. responde a una estratigrafía paralela loésica que contiene las siguiente capas o niveles :

   -Nivel I: estrato de color marrón claro, con material revuelto, de 15-20 cm de espesor, buzamiento W, compuesto de grava y cantos( guijarros de hasta 40 mm. de diámetro), con material lítico del Paleolítico Medio y cierta contaminación de piezas inferopaleoliticas.
   -Nivel II: estrato de color marrón blanquecino, textura limosa, de 20 cm. de espesor, buzamiento E. sin evidencias arqueológicas.
   -Nivel III: estrato de color marrón blanquecino, textura gravosa (5 mm.) espesa, de 150 cm de espesor, sin evidencias arqueológicas, contienes varias vetas:
       -IIIa: veta de color blanco( cal), textura arenosa (1-2 mm.), de 4 cm de espesor, buzamiento E, sin evidencias arqueológicas.
       -IIIb: veta de color gris claro, textura arenosa (2 mm.), de 7 cm de espesor, buzamiento E, sin evidencias arqueológicas.
       -IIIc: veta de color anaranjado, textura arenosa (1mm), de 20 cm de espesor, buzamiento E, sin evidencias arqueológicas.
   -Nivel IV: estrato de color anaranjado, textura arcillosa, con restos de cal, compactada, posible buzamiento E, a-2230 cm, contiene industria lítica, restos orgánicos, huesos, cenizas y carbones.

El material lítico descubierto en el barranco se compone de triedros, hendedores, bifaces, raederas, puntas clactonienses, poliedros y lascas pertenecientes al Achelense Medio, mientras que en superficie se observan piezas del Musteriense de tradición Achelense, asociado al Micoquiense, así como cerámica del Bronce.

MATERIAL LITICO ENTREGADO AL MUSEO PROVINCIAL DE CIUDAD REAL 14-Mayo-2004
Inventario de material lítico del Yacimiento de Albala entregado al Museo de Ciudad Real


-Punta Levallois
-Cuchillo de dorso atípico
-Punta Musteriense
-Perforador.
-Lasca Levallois
-Hoja Levallois con escotadura lateral
-Perforador-denticulado
-3 núcleos Levallois.
-Hendedor Tipo 2
-Bifaz amigdaloide largo
-Hendedor tipo 0.1
-Bifaz fricón
-Bifaz lanceolado.
-Triedro Tipo 5
-Hendedor tipo 2
-Punta tayaciense
-Cuchillo de dorso natural.
-Fragmento de hueso ¿anancus arvenensis)

Inventario de material lítico de Albalá entregado en el Museo Provincial de Ciudad Real

CONCLUSIONES Y ULTIMAS CONSIDERACIONES

Estos primeros datos, obtenidos in situ, del yacimiento denotan la especial relevancia del mismo similar a otros yacimientos de la Meseta peninsular como Pinedo ( Toledo sobre la terraza del rio Tajo) o Torralba o Ambrona ( ambos en Soria, sobre las terrazas del rio Ambrona).

Aunque el yacimiento en si es un deposito aluvial, su importancia radica en la aparición de un estrato, a 3 metros de profundidad, rico en arcilla y cal que ha mantenido en perfecto estado de conservación todos los restos arqueológicos y paleontológicos, susceptible de ser datados con cronología absoluta mediante Potasio-Argón (dadas las características volcánicas del Campo de Calatrava) o la Termoluminiscencia (aparecen restos de carbón y es posible que alguno de los útiles hayan sido afectados por el fuego).
Si bien es conocida la riqueza paleontológica de la zona ( La Higueruela, Alcolea de Calatrava), aquí se multiplica su importancia debido al estar atestiguada la acción antrópica, poniendo en manifiesto la tipología del yacimiento: un Cazadero.

Vista general del Barranco del yacimiento Paleolítico de Albalá, Ciudad Real (foto de los autores)
Por todo esto creemos que se debería seguir la siguiente línea de actuación de manera inmediata parando la extracción de tierra, vigilando la zona intermitentemente por agentes del SEPRONA, llevando a cabo una recogida del material lítico destapado, delimitando el yacimiento y realizando una caracterización estratigráfica; a corto o medio plazo el vallado perimetral del yacimiento (descartamos tapar el barranco soterrándolo porque la tierra se traería de la zona próxima, seguramente procedente de otro yacimiento o arrastrando parte del talud existente, lo que destruiría toda la información estratigráfica del mismo); y a medio o largo plazo, varias campañas de excavación sistemática .

BIBLIOGRAFIA:

-CIUDAD SERRANO,A: Las industrias del Achelense Medio y Superior y los complejos Musterienses en la Provincia de Ciudad Real, Museo de Ciudad Real, Estudios y Monografías, 17, Ciudad Real, 1984.

-SANTOJA, M y QUEROL, M.A.: Nuevas localidades con industrias líticas en la provincia de Ciudad Real, "Cuadernos de Estudios Manchegos", N.º 6, II Época, Ciudad Real. 1976.

-SANTOJA,M: Características generales del Paleolítico -inferior de la Meseta Española, "Numantia", Investigaciones Arqueológicas en Castilla-León, Asociación del Museo Numantino, Soria, 1981.
-SANTOJA, M Y REDONDO SANCHO,E: Avance al estudio del Paleolítico del Campo de Calatrava, "Cuadernos de Estudio Manchego", N.º 4 II Época, Ciudad Real, 1973.








domingo, 1 de septiembre de 2019

EL INSECTO MYLABRIS UHAGONII O MASCAFLOR IBERICO EN ARROBA DE LOS MONTES, PRIMERA MENCION EN LA PROVINCIA DE CIUDAD REAL

JESÚS VÍCTOR GARCÍA
MARÍA DOLORES FERNÁNDEZ MARTÍN

En Arroba de los Montes existe un insecto, llamado "Mylabris uhagonii" que lleva años sin ser visto en España, este coleóptero de tamaño medio llamado comúnmente "mascaflor iberico", se diferencia de sus parientes mas cercanos del genero Mylabrini por presentar los tegumentos de color azul o metálicos, de estar recubiertos por un vello fino de color claro y por tener los élitros de un color amarillo a anaranjados con 4 o 6 puntos negros en cada élitro. 

Mylabris uhagonii acelga (Beta vulgaris) en Arroba de los Montes (foto de María Dolores Fernández Martin)
Este insecto es un endemismo ibérico habitando en el centro y norte de la península ibérica, siendo escasas las citas. El ultimo ejemplar colectados fue en Getafe en los años 40. Pero en las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales hay 200 ejemplares de esta especie, la mayoría colectados entre los años 1906 a1916.
Mylabris uhagonii  sobre hoja tierna de encina(Quercus ilex) en Arroba de los Montes (foto de María Dolores Fernández Martin)
Este insecto esta amenazado con el cambio radical de la agricultura y la transformación de su hábitat debido al uso de herbicidas y fitosanitarios. En la actualidad esta en peligro en el Libro Rojo de los Invertebrados de España ( Verdú y Galante, 2006).

Mylabris uhagonii  sobre gamón común (Asphodelus aestivus) en Arroba de los Montes (foto de María Dolores Fernández Martin)
Los ejemplares de este insectos se localizaron en distintos puntos del termino municipal de Arroba de los Montes, entre una altitud de 600 a 610 metros. Se encuentras en terrenos esteparios que anteriormente ocupaban cultivos de cereal con un arroyo en las proximidades que aporta una cierta humedad en el ambiente. Estos terrenos no se laborean ni se aplican ningún productos fitosanitarios por lo que la biodiversidad en insectos y de anfibios es espectacular.

Mylabris uhagonii  en acelga en Arroba de los Montes (foto de María Dolores Fernández Martin)
Los suelos son silicios con una importante fracción arenosa y arcillosa siendo su pH acido. Según la clasificación, Edafología, son "suelos inceptisoles" siendo suelos medianamente profundos situados en valles y laderas de pendientes moderadas. Tienen un pH acido y un perfil A(B) C, con un horizonte cámbico (B) de moderados desarrollo. Estos suelos están cultivados, barbecho o pastoreados debido al cultivo tradicional de Hojas (barbecho-cultivo) de Arroba de los Montes.

BIBLIOGRAFIA:

- Atlas digital, csic. España Mylabris uhagonii, pdf

-Blog de Arroba de los Montes, Edafología y Vegetación en Arroba de los Montes. Jesús Víctor García.



EL ROBO EN LA CASA DEL CURA DE ARROBA DE LOS MONTES EN 1592

MARÍA DOLORES FERNÁNDEZ MARTÍN
JESÚS VÍCTOR GARCÍA

Los procesos por hurtos y robos en los pueblos de los Montes de Toledo eran la segunda causa por lo que se iniciaban los casos por criminalidad, seguido por las lesiones a personas. 
El robo es un delito contra la propiedad privada, junto con la receptación, allanamiento de morada y apropiación indebida.

Inicio del "proceso criminal sobre el hurto al cura de arroba" Archivo Municipal de Toledo 1592 Arroba


En 1592 en la casa del cura de Arroba, Luis Garralda, natural de Arrieta "ciertas personas encamisadas y enmascarados entran en su casa y le hicieron acostar en la cama, le taparon la cara con la sabana y le decían y amenazaban que si se revalía le daría estocadas y se estuvo quieto por el miedo que tenia y le abrieron un arca con 300 escudos".

Arroba de los Montes según un mapa de 1602 (recorte realizado por el autor)

Antes estos hechos se inician averiguaciones el 19 de Octubre de 1592 en Toledo por el Fiel del Juzgado,  para "que los culpados sean presos y castigados" y se envía a juez de comisión  para que "partáis al dicho lugar y a otras cualquier partes de los Montes donde fuere necesario y averiguar el dicho delito". El fiel del Juzgado es unos de los regidores de la ciudad de Toledo con la misión de decidir sobre los conflictos y pleitos que aparecen en los propios y montes de la ciudad de Toledo cuya sentencia es firme salvo que se apele a la Chancillería de Valladolid, parecido al actual Tribuna Supremo.

Cuando comienza el proceso se inicia una fase sumarial que se inicia ante un juez distinto al que luego dicte sentencia. En los pueblos de los Montes de Toledo son los alcaldes o escribanos,  los que inician las actuaciones tomando decisiones preventivas como detenciones y embargos, muchas veces desproporcionadas y arbitrarias. Estas decisiones iniciadas por los alcaldes son las que al final forman parte de la sentencias dictadas por los jueces.

El autor en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid

El juez de comisión se llama Alonso de la Fuente Gómez, y es enviado por Alonso Vaca de Herrera que es el Fiel del Juzgado de Toledo y sus propios y montes.
Este juez tiene la misión de averiguar que personas son las que cometieron el delito y si le "pareciesen culpados, los prended y traed a la cárcel real de Toledo". Si además necesitara ayuda para este fin, tenia la autoridad de que cualquier persona de los montes le asistiera con la amenaza de las penas previstas según derecho y mas de diez mil maravedíes de multa para el reparo de los muros de Toledo. En los delitos que intervenían varios individuos se enjuiciaba en un solo proceso por el juez encargado del caso para así poder perseguirlos aunque no tuvieran domicilio conocido.

En los pueblos de los Montes de Toledo solo los escribanos, cirujanos o curas tenían riqueza monetaria ya que los demás habitantes tenían una economía de subsistencia o eran pobres. El cura de Arroba, Luis Garralda, además de sus rentas por su oficio tenia ganado, colmenas y comercializaba la sal en la comarca, por lo que tenia bastante dinero en efectivo guardado en su casa.

El cura de Arroba, llamado Luis Arrieta, al entrar en su casa a las  8 de la noche del miércoles del 14 de Octubre encontró en su interior a "seis hombres enmascarados y vestidos con unas camisas blancas sobre los vestidos con espadas y dagas desnudas trayéndoselas a los pechos". A continuación le maniataron con las manos hacia atrás  "con tres nudos en el brazo derecho" y le dijeron que le diese el dinero que tenia, rompiendo un arca que tenia en el aposento que tenia trigo donde se llevaron el dinero y se fueron.

Los robos realizados por varios individuos tenia mas posibilidades de existo ya que permitía vigilar a su objetivo y además planificar mejor su huida.

Arcón antiguo de una casa de Arroba de los Montes (foto del autor)

El juez encargado del caso empieza a investigar y empieza a preguntar en la Venta de la Vecedilla, ya que es un lugar de paso y frecuentado por los vecinos de los Montes de Toledo. La venta de la Becedilla o Vecedilla situada en el camino que iba hacia Toledo y cerca de la Torre de Abraham era un lugar de paso obligado por todo los vecinos de Arroba de los Montes, Fontanarejo y Navalpino para ir a la ciudad imperial.

El juez, junto con oficial y acompañado por un escribano, tomaba declaración a los testigos que hubieran visto o estuvieran relacionados con los hechos.

En esta venta pregunta "a María López de unos 40 años, ventera de la dicha venta de la Vecedilla". La preguntan si a oído algo del robo y que gente paso en dicha semana a caballo por dicha venta. La cual contesta que en esa semana del robo "paso por dicha venta un hombre, el rostro de mulato, barbinegro, caballero en una mula y le pregunto que si tenia caza, tras una capa de mezcla azul". La ventera dijo que no tenia caza y se marcho deprisa adelante y que tras el venían tres hombres a caballo muy deprisa pasando por el camino derecho al Molinillo. 

Ubicación de la venta de la Becedilla o Vecedilla (recorte del autor)

Al parecer eran perseguido por un cuadrillero de la Santa Hermandad Vieja de Toledo del lugar de Arroba llamado Francisco Gutiérrez, portando un guante que se había dejado en una pared del lugar del robo. Este cuadrillero averiguó que un vecino de Arroba, llamado Bartolomé García Zumajo, había visto pasar por la ermita de San Marcos a dos hombres con dos mulas y dos arcabuces, preguntándoles "que hacían allí ya que era hora de regresar al pueblo". Estos les respondieron que estaban "esperando a otros compañeros que habían quedado herrando unas mulas en Fontanarejo".

Los cuadrilleros de la Santa Hermandad podía perseguir los casos de "hurto, robos y fuerzas de bienes o de mujer que no sea mundana publica, haciéndose en despoblado o en poblado si los malhechores salen al campo con ello..."

El juez va tomando declaración a varios testigos de distintos pueblos por donde habían pasado los ladrones como a un vecino de 60 años del Cadozo, llamado Juan García de García Pérez, declarando que cuando regresaba de Arroba a los Cadozos con un buey con su hijo de 30 años y pasando por la ermita de San Marcos vio a dos hombres que estaban en una encina apartado del camino y con dos mulas negras "desconociendo el hato que en ella llevaban y con dos arcabuces en las manos y eran gente de buena gracia, bien tratados y gente holgazana". Les pregunto si habían visto pasar a su hijo  un buey y contestaron que "ellos habían venido atrás de Fontanarejo" y que traían una soga en el hombro y uno de ellos "estaba cargando su arcabuz y echando unas balas dentro".

Otro vecino, llamado Juan Bernal, declara que "hallo una bota con vino en el camino real que va de Arroba cara Alcoba junto al calvario de Fontanarejo". Dice que la bota no es suya y sospechando que es de los que asaltaron la casa del cura de Arroba. La bota de vino ya no la tiene que se la dio a su hermano que "fue a vender sardinas" y que cuando vuelva se la entregara al juez.

También se toma declaración a un vecino de Navalpino llamado Gaspar de 40 años que conoció a Adán, el presunto autor del robo. Dice que el sobrino del cura cuando se fue de esta tierra hace mas de un año y estando este testigo en casa de Madrid, vecino de Fontanarejo  le oyó decir "no me dais dineros, pues voto a  Dios de una vez que yo os haga que se os acuerde para mientras viviere".

Posteriormente se toma declaración a  al hermano del cura llamado Juan de Garralda, natural de Arrieta, tierra de Navarra y este declara que ese día no estaba en este lugar de Arroba ya "que había ido con unos carros a comprar sal para el gasto de la casa". Y que cuando llego el viernes le contaron que habían robado y salteado a su hermano unos ladrones llevándose mucho dinero. Le preguntan si tiene sospechas de alguien  y dice pudiera ser "un Adán sobrino suyo del reino de Granada que días pasados estuvo en su casa a su servicio".

Los habitantes de Arroba de los Montes iba a por sal a las Salinas de Pinilla en Albacete

Cuando había sospechas de culpabilidad se ordenaba el ingreso preventivo de los sospechosos y el embargo de sus bienes. Estas practica en la mayoría de los casos era abusiva y desproporcionadas que hasta finales del siglo XVIII se suavizo aconsejándose a los corregidores que fuesen prudentes a la hora de detener y encarcelar
Como ocurre con las declaraciones iniciadas por el Juez Alonso de la Fuente Gómez, y antes las sospechas de ser cómplices,  apresa al hermano del cura, Juan de Garralda y a su sobrino Juan, en la cárcel de Arroba de los Montes.

Un testigo de lugar, llamado Antonio de Torres, corrobora que Juan de Garralda, estaba en Piedrabuena y que venia de las salinas de Pinilla de "comprar un poco de sal para el cura y llevaba mas de 12 días fuera". Además declara que " es hombre honrado, buen cristiano de buena vida y fama y buenas costumbres...".
La comarca suroeste de los Montes de Toledo se abastecía de sal de las Salinas de Pinilla, esta se encuentran entre los términos municipales de Alcaraz y el Bonillo en la provincia de Albacete. Estas tienen mas de 600 años de antigüedad y abastecía a gran parte de España.
Pagina del proceso del robo del cura de Arroba en 1592 Archivo Municipal de Toledo

A raíz de este testimonio se toma declaración al otro sobrino del cura Luis Arrieta, llamado  Juan de unos 15 años de edad. Declara que esta al servicio de su tío que cuando sucedieron los hechos se encontraba en Alcoba a dos leguas de Arroba con "unos machos de cabras que tiene su tío".
Estos machos eran capados y cuando un peso adecuado eran llevados a la ciudad de Toledo o Madrid y vendidos para consumo de carne por su habitantes

A continuación se toma declaración a la ama del cura de Arroba, a Lucia Gutiérrez de 40 años, viuda, de Miguel García...vecino de Fontanarejo. Esta dice que el día del hurto se acostó primero el cura y después ella. Al cabo de "gran rato, cerca de media noche, oyó un gran ruido en el corral y se levanto y hallo abierta de par en par la puerta de su aposento donde dormía y vio que andaba en el corral unos lechones que tenia su amo en casa". A continuación cuando se volvía a sus aposentos se encontró con la puerta abierta de la habitación de su amo y la ropa en el suelo con una bolsa vacía con una llave de un arca.
El cura atado al sentirla le pregunto si era ella, y al responder que si, le dijo que quitara el escaño atravesado que había puesto los ladrones en la puerta. Esta no oso entrar ya que iba desnuda en camisa y porque pesaba mucho el escaño. Ante esto el cura dice que llame al vecino Juan Martín por la puerta de la calle que estaba abierta en par en par.
El cura como tardaba "salto con su ropa puesta, que como pudo se había desatado una mano y por los corrales de su casa empieza a tocar las campanas para despertar al pueblo diciendo que le habían robado".
Rápidamente aparece el sacristán, los cuadrilleros, su vecino y la gente del lugar contando que había ocurrido y como esta oscuro están hasta que amanece.
Fachada antigua de la casa del cura de Arroba de los Montes (foto del autor)

Esta criada iba a ser llevada presa a Toledo,  ante esta decisión, el cura afirma de que es inocente "ya manda información de su buena vida y fama y costumbres y cristianizad". También declara un vecinos de Fontanarejo y  de Navalpino que dice que conoce a la tal Lucia desde hace 20 años y que es "una mujer honrada de buena vida, y fama y buenas costumbres y es mujer de mucha confianza y fidelidad". Ante estas declaraciones, el Fiel del Juzgado encarga al vecino de Fontanarejo, Martin Pérez, que tome presa y encarcele  a la criada en dicho pueblo.

El sospechoso principal es el sobrino del cura ya que a continuación se toma declaraciones a varios testigos todos ellos sospechando de ser el autor del robo junto con otros sujetos, como el hijo de su criada. El hijo de la criada tiene un pasado turbio ya que ante la sospecha que ha participado el hijo de la ama del cura, le pregunta si tiene un hijo llamado Miguel García que no a visto hace 4 meses  y si había estado ese día con ella, diciendo que si. Este Miguel es un famoso ladrón que días pasado había robado en una casa de Alcoba.

El cura sospecha que entre los asaltantes estaba su sobrino Adán que había estado a su servicio y "porque sabia muy bien la casa".
El cura dice que sospecha de su sobrino Adán que había estado en su casa a su servicio y que cuando se fue de su casa "salió con odio y rencor porque habían reñido y porque no le quería dar dineros para su camino" diciendo que "juro muchas veces que voto a Dios que me lo ha de pagar algún día y ello se vera". 

Además cree que "ni su ama, ni de ningún vecino de esta tierra, ni de este lugar, ni de los montes de Toledo, ni de Toledo, ni de su tierra.....pero cree que vinieron a cosa hecha y acaso pensando de lejos tierras de otro reino"

En este caso se observa que no hay violencia explicita donde los autores del robo sabían donde estaba el dinero y posiblemente con cómplices dentro y fuera de las casa. La causa termina sin haber ningún culpable ya que solo existen "sospechas débiles".


BIBLIOGRAFIA:

-Archivo municipal de Toledo  Caja 6232  Causa 807   fecha 1592-10-21/1592-10-23 Arroba. "Causa por hurto abierta en Toledo de oficio para averiguar la autoría de un robo que comenten dos enmascarados en casa del cura del Pueblo. Termina sin que haya mas que sospechas débiles. Juez: Alonso Vaca. Escribano: Jerónimo Castellanos.

-Justicia y criminalidad en Toledo y sus Montes en la Edad Moderna, Alfredo Rodriguez Gonzales